• El vicepresidente primero de Irán, Eshaq Yahanguiri (centro), en el cumbre de la D8 en Estambul, Turquía, 20 de octubre de 2017.
Publicada: viernes, 20 de octubre de 2017 17:24

Irán invita a los países musulmanes en vías de desarrollo a oponerse a la ‘política extremista de dominación’ de EE.UU. y el régimen israelí en Oriente Medio.

“Todos tenemos que ser muy precavidos ante la política extremista de dominación del actual Gobierno de EE.UU. y el régimen sionista en la zona”, ha destaco este viernes el vicepresidente primero de Irán, Eshaq Yahanguiri.

En un discurso pronunciado en la IX cumbre de la Organización para la Cooperación Económica de los ocho países musulmanes en vías de desarrollo (D8) en Turquía, Yahanguiri ha llamado a impedir que las acciones de dichos países “agraven las tensiones” y creen “división” en el mundo islámico.

El mismo alto funcionario iraní instó ayer jueves al primer ministro turco, Binali Yildirim, a esforzarse por convertir Oriente Medio en una “región poderosa” que no puedan desestabilizar “las conspiraciones de Estados Unidos e Israel”.

La división, la violencia y el terrorismo son peligrosos para todo el mundo y lo son aun más cuando se atribuyen a la religión o al nacionalismo en el mundo islámico, ha advertido el vicepresidente del país persa.

Todos tenemos que ser muy precavidos ante la política extremista de dominación del actual Gobierno de EE.UU. y el régimen sionista en la zona”, considera el vicepresidente primero de Irán, Eshaq Yahanguiri.

 

Como ejemplo, Yahanguiri ha aludido al referéndum “ilegal” celebrado en el Kurdistán iraquí, que a su juicio “puso en peligro la integridad territorial de Irak y la estabilidad y seguridad de la región”, si bien más tarde fue neutralizado tras la recuperación por Bagdad de los territorios que estaban bajo control de las fuerzas kurdas (los Peshmerga).

Además, el alto funcionario persa ha lamentado que el mundo musulmán se vea azotado en la actualidad por conflictos como las crisis de Palestina y Afganistán, la agresión saudí a Yemen y los enfrentamientos en Bahréin, así como el genocidio de la minoría rohingya en Myanmar (Birmania).

Pese a todo eso, el titular iraní ha recordado que Teherán ha desempeñado un papel significativo en la lucha contra el terrorismo: “La República Islámica de Irán, iniciadora de la unión mundial contra la violencia y el extremismo, considera que la única vía para resolver las crisis regionales e internacionales es el dialogo basado en intereses comunes”.

bhr/mla/fmk/tas

Comentarios