• Venezolanos festejan tras conocer resultados de las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, 31 de julio de 2017.
Publicada: miércoles, 2 de agosto de 2017 17:54
Actualizada: miércoles, 2 de agosto de 2017 18:35

Irán apoya ‘los procesos democráticos derivados de la voluntad del pueblo venezolano’ y espera que la ANC contribuya a solucionar los problemas de Venezuela.

“Irán espera que la celebración de las recientes elecciones en Venezuela lleve a la restauración de la paz y seguridad y que dé pie al inicio de diálogos en ese país”, ha dicho este miércoles el portavoz de la Cancillería persa, Bahram Qasemi.

El domingo, más de ocho millones de venezolanos participaron en unas elecciones para elegir a los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) convocada el 1 de mayo por el presidente Nicolás Maduro para acabar con la violencia de la oposición —que desde abril pasado se ha saldado con más de cien muertos—.

Sin embargo, tanto la oposición del país suramericano como los Gobiernos de EE.UU. y varios países de Europa (como España) y de América (como Perú, Argentina, Costa Rica, Brasil, Chile y Canadá) han anunciado su negativa a reconocer la validez de la Constituyente venezolana.

Irán espera que la celebración de las recientes elecciones en Venezuela lleve a la restauración de la paz y seguridad y que dé pie al inicio de diálogos en ese país”, dice el portavoz de la Cancillería persa, Bahram Qasemi.

 

Expresando un firme rechazo a la ANC venezolana y al Gobierno de Maduro, el Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció el 31 de julio embargos al mandatario venezolano por una supuesta “ruptura del orden constitucional”.

La actitud de Washington y sus sanciones a Caracas han sido sin embargo condenadas hoy miércoles por Qasemi, que ha reiterado la oposición de Teherán a las intervenciones foráneas en los asuntos internos de Venezuela.

Concretamente, en la línea del continuo apoyo de las autoridades persas a Venezuela frente a las presiones de EE.UU., el diplomático persa ha insistido en la necesidad de “respetar la soberanía y la independencia de los países en el marco del derecho internacional”.

“Estamos profundamente convencidos de que, tal como ha probado la experiencia mundial, es vano e ineficaz utilizar sanciones como herramienta para ejercer presión sobre países y naciones independientes a fin de crear una brecha en su voluntad”, ha señalado Qasemi.

tqi/mla/mnz/hnb

Comentarios