• El portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, en una rueda de prensa en Teherán, la capital persa.
Publicada: domingo, 21 de mayo de 2017 17:27
Actualizada: domingo, 21 de mayo de 2017 18:14

Irán condena tajantemente la sentencia emitida por la corte bareiní contra el prominente clérigo chií, el sheij Isa Ahmad Qasem.

"El Gobierno de Baréin, al lanzar acusaciones infundadas contra el sheij Qasem y dos de sus familiares, y seguir un enfoque tribal y sectario en lugar de su juicio, busca desafiar las reglas definitivas de la religión", ha lamentado este domingo el portavoz de la Cancillería persa, Bahram Qasemi.

Un tribunal del régimen de Baréin ha condenado esta misma jornada a sheij Qasem —el líder espiritual del principal partido de la oposición bareiní, Al-Wefaq— a un año de cárcel y le confiscó todos los bienes y obligó a pagar una multa de unos 2500 dólares por cargos relacionados con “el terrorismo”.

No obstante, el portavoz iraní ha expresado sus severas preocupaciones por la intensificación del enfoque represivo en este reino árabe y ha urgido a las autoridades del régimen a entablar un diálogo con los opositores en vez de luchar contra su derecho fundamental a la libertad.

Además ha recordado la gran posición de este distinguido clérgico chií entre su pueblo y ha advertido que tales medidas complicarán aún más la situación del país.

“Los bareiníes, inspirados en los enfoques pacíficos de su clérigo, seguirán sus protestas y pedirán la eliminación de las restricciones a su líder religioso”, ha agregado Qasemi.

El régimen de Baréin, criticado por la comunidad internacional por reprimir a los opositores, decidió revocar en junio de 2016 la nacionalidad del sheij Qasem, bajo el pretexto de “propagar el extremismo”, una decisión que provocó masivas manifestaciones.

El Gobierno de Baréin, al lanzar acusaciones infundadas contra el sheij Qasem y dos de sus familiares, y seguir un enfoque tribal y sectario en lugar de su juicio, busca desafiar las reglas definitivas de la religión", lamenta el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

 

Es de mencionar que el citado veredicto contra el sheij Qasem coincide con la visita del presidente de EE.UU., Donald Trump, a Arabia Saudí, el principal aliado del régimen de Al-Jalifa en la represión violenta de los opositores bareiníes.

Trump, quien se encuentra de momento en Riad (la capital saudí) para vender sus armas al régimen saudí, ha manifestado este domingo su intención de mejorar las relaciones con el Estado árabe de Baréin.

myd/ktg/tqi/nal

Comentarios