• El portavoz de la Cancillería iraní, Husein Yaber Ansari.
Publicada: lunes, 8 de febrero de 2016 15:33
Actualizada: lunes, 8 de febrero de 2016 19:22

La decisión de Arabia Saudí de desplegar fuerzas terrestres en Siria solo agravaría la crisis en ese país, ha asegurado este lunes el portavoz de la Cancillería de Irán, Husein Yaberi Ansari.

La crisis siria es la consecuencia de la injerencia de ciertos países regionales e internacionales que están en busca de imponer sus políticas al Gobierno y el pueblo sirio”, ha señalado Yaberi Ansari en su rueda de prensa semanal.

La crisis siria es la consecuencia de la injerencia de ciertos países regionales e internacionales que están en busca de imponer sus políticas al Gobierno y el pueblo sirios”, ha señalado Husein Yaberi Ansari, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán.

Hace unos días, el portavoz militar de Riad, el general de brigada Ahmad al-Asiri, afirmó que el Gobierno de Arabia Saudí está preparado para tomar parte en cualquier operación terrestre liderada por EE.UU. en suelo de Siria.

Ansari ha recalcado que esta política, que hasta el momento ha provocado el aumento de las tensiones en Siria, nunca podrá solventar los problemas que vive ese país, por lo que ha considerado los diálogos intersirios como la única solución a los conflictos.

Cualquier medida en los países afectados por el terrorismo, ha apostillado el diplomático persa, debe respetar la soberanía nacional y la independencia de estos territorios y requiere el aval de sus gobiernos, si no intensificará las crisis.

De igual forma, ha advertido de ciertos intentos para fragmentar las sociedades de los países de la región y avivar las divergencias sectarias en la zona, que a su juicio, perjudican los intereses de los Estados.

“El régimen de Israel y desgraciadamente ciertos países regionales buscan sembrar la divergencia dentro de los países de la zona y entre los vecinos. Incluso, persiguen las políticas que ayudan el desmantelamiento territorial de los países. Estos planes afectan a todos los países de la región, entre ellos, Irán”, ha detallado el funcionario iraní.     

La cuestión crucial del mundo islámico: Palestina

En otra parte de sus declaraciones, se ha referido a la cuestión crucial del mundo islámico: Palestina, y ha asegurado que Irán seguirá apoyando al pueblo palestino en su lucha legítima contra la ocupación israelí.

El portavoz de la Cartera de Exteriores de Irán ha reiterado que mantener cooperaciones con diversos movimientos palestinos que gozan del apoyo del pueblo en los territorios ocupados forma parte de la política de la República Islámica, y las relaciones con el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) están definidas en este marco general.

Reacción regional ante el acuerdo nuclear Irán-G5+1

Ansari ha hablado también de la reacción de algunos gobiernos regionales ante el acuerdo nuclear de Teherán con el G5+1 (EE. UU., Rusia, China, el Reino Unido y Francia, más Alemania) y ha aseverado que la implementación del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) no supone ninguna amenaza para ningún país del mundo y por supuesto para los vecinos de Irán.

La jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, (izquierda) y el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, leen una declaración de prensa conjunta en Viena, capital de Austria, anunciando la aplicación del JCPOA, 16 de enero de 2016.

 

En este contexto, ha llamado a todos los países vecinos a que acaben con sus interpretaciones ilógicas y que se enfrenten a sus problemas internos, en vez de atribuirlos al extranjero.

msm/ctl/nal