• El candidato a la Presidencia de Perú, Julio Guzmán.
Publicada: miércoles, 24 de febrero de 2016 0:23
Actualizada: sábado, 21 de enero de 2017 8:49

El candidato a la Presidencia de Perú Julio Guzmán advierte de que el jefe de Estado Ollanta Humala no debe salir del país mientras no se aclare su vinculación con el caso de sobornos en la constructora brasileña Odebrecht.

"Hasta que se aclare el caso Odebrecht, se debe prevenir la salida del país de las autoridades comprometidas incluyendo al presidente" Humala, ha publicado este martes Guzmán en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la Presidencia de Perú, mediante un comunicado, ha negado la “presunta” implicación del mandatario Humala en el caso de la empresa brasileña Odebrecht, que opera en distintos países del bloque regional y que actualmente es investigada en Brasil “por actos ilícitos”.

Hasta que se aclare el caso Odebrecht, se debe prevenir la salida del país de las autoridades comprometidas incluyendo al presidente", ha publicado candidato a la Presidencia de Perú, Julio Guzmán, en su cuenta de Twitter.

La nota indica que la Presidencia peruana ha convocado al embajador de Brasil en Lima, Marcos Raposo Lopes, para manifestar su rechazo ante tales afirmaciones así como exigirle más información.

Guzmán, del partido Todos por el Perú, ha hecho estas declaraciones después de que los medios brasileños publicaran la noche de martes un informe de la Policía Federal de Brasil que vincula a Humala con el cobro de coimas de la constructora brasileña Odebrecht.

Presidente de Perú, Ollanta Humala.

 

Según citadas informaciones, la Policía brasileña habría encontrado que el presidente de la constructora Odebrecht, Marcelo Odebrecht, en prisión por el caso Operación Lava Jato (lavadero de autos), tiene anotaciones sobre supuestos pagos en el Perú, vinculados a un denominado “Programa OH”, por tres millones de dólares. Las autoridades han estimado que las siglas pertenecen a Ollanta Humala.

Las fuentes indican que varias empresas brasileñas que son investigadas presuntamente pagaron en el pasado sobornos a algunos Gobiernos para acceder a la construcción de importantes obras.

La operación Lava Jato develó que directivos de la petrolera estatal Petrobras designados por partidos políticos se asociaron con constructoras de gran calado, intermediarios y especialistas en lavar dinero para montar un sistema de sobornos que les permitió amañar licitaciones, cobrar sobreprecios y desviar fondos durante 10 años, según indagaciones en Brasil.

fdd/ncl/hnb

Comentarios