• El jefe del Ejército paquistaní, el general Qamar Yaved Bajua, asiste a la ceremonia de cambio de mando en Rawalpindi, 29 de noviembre de 2016.
Publicada: viernes, 12 de enero de 2018 18:25
Actualizada: sábado, 13 de enero de 2018 3:15

El jefe del Ejército paquistaní, el general Qamar Yaved Bajua, confiesa que su país se siente ‘traicionado’ con la retórica de EE.UU., después de que Washington decidiera cortar su ayuda al país asiático, acusándolo de acoger a terroristas, pese a la cooperación de Islamabad en la lucha antiterrorista.

“El jefe del Ejército dijo que toda la nación de Paquistán se sintió traicionada por las recientes declaraciones de Estados Unidos, pese a décadas de cooperación”, ha informado este viernes mediante un comunicado el Servicio de Relaciones Públicas de las Fuerzas Armadas (ISPR, por sus siglas en inglés) paquistaníes.

De acuerdo con la nota, el general denunció a principios de esta semana en una conversación telefónica con el general estadounidense Joseph Votel, jefe del Mando Central de Estados Unidos (Centcom, por su acrónimo en inglés), que su país está siendo usado como cabeza de turco para tapar los fracasos de Washington en la lucha contra el terrorismo en Afganistán.

Sin embargo, Bajua aseguró que su país mantendrá su actividad antiterrorista, pese a la suspensión de la ayuda de EE.UU., y recordó que en este sentido está aumentando el control de su frontera con su vecino noroccidental.

El jefe del Ejército dijo que toda la nación de Paquistán se sintió traicionada por las recientes declaraciones de Estados Unidos, pese a décadas de cooperación”, ha informado este viernes el Servicio de Relaciones Públicas de las fuerzas armadas de Paquistán (ISPR, por sus siglas en inglés).

 

Asimismo, el jefe del Ejército paquistaní dijo también que Islamabad continuará apoyando todas las iniciativas de paz en el país vecino, “ya que la paz en Afganistán es la única forma de avanzar hacia una paz y estabilidad duraderas en la región”.

En su primer tuit de 2018, el presidente de EE.UU., Donald Trump, arremetió contra el Gobierno paquistaní, acusándolo de dar refugio a terroristas perseguidos en Afganistán y de no dar a Washington “nada más que mentiras y engaños”.

La semana pasada, Estados Unidos anunció la decisión de suspender la mayor parte de la ayuda que da a Paquistán para promover su seguridad, fondos que se cifran en torno a los 1000 millones de dólares anuales.

Washington, que ha sido derrotado en su estrategia en Afganistán —tras casi 16 años de guerra que se han cobrado la vida de unos 2000 militares estadounidenses y decenas de miles de civiles afganos—, culpa a Paquistán de un supuesto “apoyo a la violencia y el terrorismo”.

Islamabad, a su vez, rechaza tales acusaciones y destaca que es capaz de hacer frente a los terroristas solo, sin estar necesitado del apoyo financiero de Estados Unidos en este ámbito.

tmv/mla/alg/hnb

Commentarios