• Nawaz Sharif renuncia tras ser inhabilitado por papeles de Panamá
Publicada: viernes, 28 de julio de 2017 7:50
Actualizada: viernes, 28 de julio de 2017 15:28

El premier de Paquistán, Nawaz Sharif, ha renunciado este viernes de su cargo una hora después de que la Corte Suprema lo inhabilitara por un caso de corrupción.

“Queda inhabilitado como miembro del parlamento por lo que deja de tener el cargo de primer ministro”, así ha anunciado el juez Ejaz Afzal Jan la inhabilitación de Nawaz Sharif por su implicación en los papeles de Panamá.

Los papeles de Panamá es una filtración que sacudió el mundo el año pasado, revelando la relación de personalidades y políticos de todo el mundo con empresas radicadas en paraísos fiscales que podrían haberles servido para evadir impuestos en sus países de origen. En caso de Sharif, los documentos revelaron que él y su familia tienen varias empresas ‘offshore’.

En un veredicto unánime, los cinco magistrados del Tribunal Supremo han ordenado también una investigación penal contra el primer ministro y su familia. Este proceso, debería resolverse mediante un juicio en un plazo de seis meses.

A través de un comunicado, la oficina de Sharif ha informado que este ha dimitido pese a que tiene reservas respecto al veredicto del Supremo. El fiscal general paquistaní ha precisado que el ahora expremier ha sido descalificado de por vida, por lo que no podrá volver a presentarse a unas elecciones.

Queda inhabilitado como miembro del parlamento por lo que deja de tener el cargo de primer ministro”, así ha anunciado el juez Ejaz Afzal Jan la inhabilitación de Nawaz Sharif.

La Corte Suprema de Paquistán también ha apartado de su cargo al ministro de Finanzas, Ishaq Dar, quien es yerno de Sharif, por no poder demostrar la propiedad de bienes más allá de sus posibilidades, según los medios de comunicación paquistaníes.

El equipo de investigación designado por el Supremo para investigar las acusaciones contra la familia Sharif y su fortuna llegó a la conclusión de que “existen disparidades significativas entre las fuentes de ingresos conocidas y las declaradas y la riqueza acumulada” por sus miembros.

La decisión de la Corte Suprema ha sido acogida con beneplácito por los opositores de Sharif, pero sus partidarios la consideran como un pequeño obstáculo en la vida política del ya expremier paquistaní, que tuvo bastantes altibajos. Se trata de la tercera vez que Sharif, de 67 años, ve acortado su mandato.

La primera vez que llegó al cargo, en 1990, fue cesado por el presidente del país, Ghulam Ishaq Jan, por cargos de corrupción y, aunque el Supremo acabó dándole la razón y devolviéndole el cargo, renunció por presiones del Ejército.

Su segundo mandato, iniciado en 1997, acabó abruptamente con el golpe de Estado militar protagonizado por el general Pervez Musharraf en octubre de 1999. Tras pasar algunos años en el exilio en Arabia Saudí, Sharif regresó a la jefatura del Gobierno tras las elecciones de 2013.

Aunque esta es la segunda vez en la historia de Paquistán que un primer ministro en el cargo es destituido por intervención de la Corte Suprema, algo curioso ha vuelto a ocurrir: Sharif no pudo terminar su mandato tal como no consiguieron hacer ninguno de los primer ministros de este país: la mayoría se vieron interrumpidos por el poder militar mientras otros fueron expulsados por su propio partido, forzados a dimitir o asesinados.

zss/ncl/hnb