• Reforma constitucional de Panamá debe ser inclusiva
Publicada: sábado, 25 de mayo de 2019 8:50
Actualizada: sábado, 25 de mayo de 2019 9:52

El tema de las reformas a la Constitución de Panamá vuelve a tomar relevancia a pocas semanas del cambio de la Administración.

A pesar que desde los sectores populares y críticos no terminan de convencerse del método propuesto por el presidente electo, Laurentino Cortizo, la modificación a la Constitución de Panamá vuelve a tomar relevancia a pocas semanas del cambio de Administración.

El tema de las reformas a la Constitución no fue incluido por el presidente Juan Carlos Varela al convocar sesiones extraordinarias en la Asamblea Nacional entre el 27 de mayo y el 30 de junio próximos.

El método referido por el presidente electo consiste en un Acto Constitucional que sea producto de dos legislaturas consecutivas de la Asamblea Nacional que se instalaría a partir de julio de 2019 para luego someterse a una consulta popular, aunque la desconfianza en el Legislativo genera dudas sobre este mecanismo.

Esta propuesta choca, además, con algunas sugerencias promovidas por distintas organizaciones y movimientos sociales a través de los últimos años.

El presidente Cortizo ha manifestado que valorará las sugerencias tras la discusión del Consejo de la Concertación Nacional para el Desarrollo (CCND), que actualmente trabaja en el borrador de un anteproyecto de Acto Constitucional, a pesar de ser un espacio de diálogo cuestionado por responder al poder establecido.

La modificación a la Carta Magna es un planteamiento que responde a la profundización en la crisis de las instituciones panameñas. En la medida en que la población forme parte de esta reestructuración le otorgaría legitimidad política a un nuevo documento.

John Alonso, Ciudad de Panamá.

mhn/hnb

Comentarios