• Panameños repudian criminalización de productores agropecuarios
Publicada: domingo, 23 de diciembre de 2018 9:52
Actualizada: domingo, 23 de diciembre de 2018 10:22

Con arrestos de trabajadores agrícolas en Panamá, se profundiza el conflicto entre la actual Administración y los productores del campo agropecuario.

Los trabajadores agropecuarios reclaman regulación de importaciones y la revisión de aquellos tratados de comercio internacional que perjudican el crecimiento del sector.

Seis productores agropecuarios fueron sacados de sus casas y arrestados por agentes de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) el pasado 21 de diciembre en las provincias centrales de Veraguas y Los Santos, suroeste de la Ciudad de Panamá (capital). Además de impedírseles la salida del país, deberán notificarse ante las autoridades cada 15 días.

Desde el Ministerio de Seguridad y la Policía Nacional justifican las detenciones argumentando exceso de violencia en las protestas que tuvieron lugar en la región central de Divisa el pasado 18 de diciembre, cuando dos ministros fueron retenidos algunos minutos en un incidente confuso, que se produce luego de más de dos años de negociaciones infructuosas entre la actual Administración y los trabajadores de la tierra.

Este atropello motivó el rechazo generalizado de la población. El sábado 22 de diciembre distintas organizaciones hicieron público su repudio a la criminalización de la protesta social y la persecución en contra de aquellos que genuinamente levantan la voz para denunciar los abusos o disconformidad en la aplicación de políticas públicas.

Y es de esta manera porque los panameños han manifestado real preocupación por la seguridad alimentaria del país, identificándose con la lucha del agro. Un sector cuyo aporte al Producto Interno Bruto (PIB) nacional ha disminuido vertiginosamente desde 1960 supervisado por distintas administraciones con intereses particulares de desarrollo económico.

Autoridades de la Universidad de Panamá ofrecieron esa casa de estudios para albergar el diálogo entre las partes, mientras se esperan nuevas manifestaciones en los próximos días.

John Alonso, Ciudad de Panamá.

mhn/msf

Comentarios