• Un grupo de palestinos huyen de los ataques israelíes en Beit Hanun, en el norte de Gaza, 14 de mayo de 2021. (Foto AFP)
Publicada: lunes, 26 de febrero de 2024 16:59
Actualizada: lunes, 26 de febrero de 2024 18:26

La Autoridad Nacional Palestina insiste en que los objetivos de Israel son “restaurar la ocupación” del enclave y expulsar por la fuerza a la población palestina.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha rechazado este lunes los planes anunciados por Israel para evacuar a civiles de la Franja de Gaza, especialmente de la ciudad de Rafah, y ha subrayado que el objetivo es "restaurar la ocupación" del enclave y expulsar por la fuerza a la población palestina.

El portavoz de la Presidencia palestina, Nabil Abu Rudeina, ha afirmado que el presidente Mahmud Abás sostiene que estos planes confirman que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, “continúa su agresión contra la población palestina de Gaza y su decisión de irrumpir en Rafah, pese a las demandas internacionales para poner fin a la agresión y los crímenes contra los palestinos”.

Así, ha incidido en que lo que está pasando es un “genocidio” y ha enfatizado que la ofensiva lanzada contra Gaza tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), son “una continuación de la bárbara agresión contra los palestinos y sus lugares santos”.

 

También, ha advertido de que la ausencia de un horizonte político para el conflicto palestino-israelí “destruirá toda la región” y ha pedido a Estados Unidos que cambie su postura para impulsar una solución, ha recogido la agencia palestina de noticias WAFA.

“La Administración estadounidense debe actuar de forma diferente y sería para detener esta locura israelí y asumir su responsabilidad, obligando al ente ocupante a detener su agresión contra nuestro pueblo y nuestra tierra antes de que sea demasiado tarde”, ha remarcado.

En este sentido, Abu Rudeina ha hecho hincapié en que “es el continuado apoyo estadounidense lo que anima a las autoridades de ocupación a incrementar su agresión y sus crímenes contra el pueblo palestino”, en medio de la ofensiva militar contra Gaza y ante el aumento de las operaciones de seguridad en Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén).

Israel sigue adelante con sus planes para una ofensiva militar en Rafah, alegando que se trata de uno de los últimos bastiones de HAMAS.

Actualmente, hay alrededor de 1,5 millones de palestinos en la ciudad, que no tienen a dónde ir tras huir previamente de otras áreas del norte del enclave.

Ante esta situación, la comunidad internacional ha alertado de las consecuencias, e incluso el principal aliado de Israel, Estados Unidos, ha insistido en la necesidad de tener un plan creíble de protección a la población.

ght/ctl/rba