• Manifestantes palestinos se alejan de los gases lacrimógenos disparados por fuerzas israelíes en la aldea de Qaryut, al sur de Nablus, Cisjordania, 24 de junio de 2022. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 24 de junio de 2022 23:09

La brutal represión de fuerzas israelíes contra manifestantes palestinos en protestas por la expansión de asentamientos ilegales en Cisjordania deja 82 heridos.

Esto ocurrió en las aldeas aledañas de la ciudad de Nablus, ubicada en la Cisjordania ocupada, tal como ha informado la Media Luna Roja Palestina (MLRP).

El director de emergencias y ambulancias de la entidad palestina en Nablus, Ahmed Jibril, ha declarado este viernes a la agencia de noticias Maan que un paramédico voluntario resultó herido en la cara con un bote de gas lacrimógeno. Además, se registraron 15 casos de asfixia por gases tóxicos en Beit Dajan, este de la ciudad cisjordana de Nablus.

De acuerdo con Jibril, la Media Luna Roja atendió a cuatro civiles que experimentaron asfixia y lesiones por caída de una colina en la zona de Beita. También, un ciudadano resultó herido en la ciudad de Burin y otros 61 presentaron cuadros de asfixia por los gases lacrimógenos lanzados por militares israelíes en el pueblo de Qaryut. Todas estas áreas situadas en el sur de Nablus.

 

Israel ha realizado redadas violentas casi a diario en la Cisjordania ocupada en las últimas semanas, mientras que la comunidad internacional mantiene silencio ante estos crímenes, lo que alienta a ese régimen a perpetrar más atrocidades contra el pueblo palestino.

Para los palestinos, los asentamientos ilegales israelíes son considerados amenazas para la seguridad y la paz de la región, que se encuentra en un estado de tensión debido a las políticas y prácticas de persecución, racismo y limpieza étnica aplicadas por el régimen de ocupación contra el pueblo palestino.

Más de 600 000 israelíes residen en unos 230 asentamientos construidos ilegalmente desde la ocupación de Cisjordania y el este de Al-Quds por Israel.

mmo/ctl/rba