• Una sesión del Parlamento de Jordania.
Publicada: lunes, 9 de mayo de 2022 8:16

Un grupo de diputados jordanos repudió el reclamo de Israel relativo al estatus la ciudad de Al-Quds y lo catalogó de un “golpe contra la realidad histórica”.

Los legisladores se refirieron así el domingo a las declaraciones del primer ministro israelí, Naftali Bennett, quien en esa misma jornada había afirmado que todas las decisiones relacionadas con la Mezquita de Al-Aqsa, situada en la ciudad ocupada de Al-Quds (Jerusalén) las toma únicamente el régimen de Israel.

En comunicado presentado en el hemiciclo, el presidente de la fracción para asuntos de Palestina del Parlamento de Jordania, Mohammed al-Zahravi, expresó su rechazo a tales afirmaciones de Bennett y exigió al premier israelí que dejara de poner a prueba la paciencia de 2000 millones de musulmanes en todo el mundo.

Asimismo, subrayó que tales declaraciones asestan “un golpe a la realidad religiosa e histórica de la ciudad Al-Quds y la Mezquita Al-Aqsa”, además de que podrían desencadenar guerras religiosas en toda la región.

 

En la nota, los parlamentarios jordanos advirtieron a Israel sobre las consecuencias de continuar profanando la Mezquita Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes, que en los últimos meses ha sido blanco de incursiones agresivas de colonos y fuerzas israelíes contra los fieles palestinos y otros credos.

“Israel es una potencia de ocupación colonial que comete crímenes contra el pueblo indefenso de Palestina y no tiene legitimidad religiosa, histórica o legal en esta ciudad santa”, sentencia la declaración.

Esto mientras, la ira de los colonos israelíes contra el gabinete de Bennett se ha intensificado debido a las operaciones palestinas en represalia a los crímenes y ataques del régimen ocupante contra la Mezquita Al-Aqsa.

glm/ncl/mkh