• Una delegación estadounidense visita la Mezquita Al-Aqsa en la ocupada Al-Quds bajo auspicio de las fuerzas de seguridad de Israel, 10 de agosto de 2021.
Publicada: miércoles, 11 de agosto de 2021 6:18

HAMAS censura la visita de una delegación de EE.UU. a la Mezquita Al-Aqsa y lo ve como una manifestación de la postura sesgada de Washington hacia Israel.

En un comunicado emitido el martes, el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) denunció que la reciente visita de una delegación estadounidense a la Mezquita Al-Aqsa, realizada bajo los auspicios del ejército israelí, contradice las leyes y resoluciones internacionales.

“Esta inaceptable acción, que es una de las principales razones de la continuación de la ocupación y agresión de este régimen contra el pueblo palestino y sus santidades, muestra las políticas sesgadas de Estados Unidos en cuanto a las posiciones del régimen sionista”, se lee en la nota.

La Resistencia palestina advirtió que repetir tales acciones alentaría al enemigo sionista a cometer más estupidez, aumentaría la tensión y avivaría el fuego en los territorios ocupados, especialmente en la ciudad ocupada de Al-Quds (Jerusalén). En este sentido, enfatizó que el Gobierno de Estados Unidos sería responsable de todas las peligrosas consecuencias que tendría este tipo de acciones.

 

Según la agencia local de noticias Palestine Now, una delegación estadounidense, junto con varios oficiales de policía y el servicio de inteligencia israelí, visitó el martes inadvertidamente la Mezquita Al-Aqsa, sita en la ciudad de Al-Quds.

No está claro con qué propósito los estadounidenses visitaron la Mezquita, que en los últimos meses experimenta momentos de tensión por las agresiones de las fuerzas israelíes contra los palestinos. 

La Resistencia palestina ha advertido al régimen israelí que está lista para responder complots contra Al-Aqsa, mientras ha asegurado que esta Mezquita tiene héroes que la defenderán en cualquier momento y ante cualquier conspiración.

Las fuerzas de seguridad de Israel ingresan frecuentemente al recinto religioso, que goza de un gran estatus entre todos los musulmanes del mundo, y recurren a acciones violentas contra los fieles palestinos. Los colonos sionistas, por su parte, agreden de vez en cuando contra la sagrada Mezquita, violando un acuerdo de statu quo de larga data que prohíbe a los judíos entrar en dicho sitio.

De hecho, el régimen de Tel Aviv está alterando el statu quo histórico y legal de Al-Quds, que está entrecruzado con diferentes comunidades religiosas y demográficas.

msm/tqi