• Activistas palestinos en una prisión simulada, durante una protesta en solidaridad con presos palestinos en cárceles israelíes.
Publicada: lunes, 5 de abril de 2021 17:54

Una oenegé pro derechos de los presos políticos advierte del deterioro del estado de salud de un prisionero palestino que permanece 45 días en huelga de hambre.

La Comisión Palestina de Asuntos de Detenidos y Exdetenidos ha advertido este lunes que Emad al-Batran, preso en la cárcel israelí de Nitzan, ha entrado en el 45.º día consecutivo de huelga de hambre y presenta un cuadro de emaciación severa, dolores físicos masivos e inflamación de la piel.

Al-Batran ha pasado 10 años en varias cárceles israelíes, la mayor parte del tiempo bajo la figura denominada detención administrativa. Su huelga de hambre es una muestra pública de indignación por el injusto encarcelamiento. En 2013, mantuvo una huelga similar durante 105 días.

 

Más de 7000 prisioneros palestinos están en prisiones israelíes, la mayoría de ellos presenta serios problemas de salud sin que se les provea la atención médica necesaria. Además, hay cientos de reclusos palestinos que están en “detención administrativa”, una modalidad legal que permite encarcelar a palestinos sin cargos ni juicio por periodos de hasta seis meses, prorrogables un número de veces ilimitado.

Eso mientras el derecho internacional solo permite el uso de esta medida en situaciones excepcionales o de emergencia en el marco de una ocupación militar, una situación que a su vez habilita solo temporalmente.

A pesar de que varias organizaciones pro derechos humanos han denunciado los abusos en las prisiones israelíes, en especial en el caso de los menores de edad, no se ha producido ningún cambio en la política de ese régimen y los encarcelados siguen siendo víctimas de torturas.

fmk/ncl/mrp/rba