• El jefe de la dirección política del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), Ismail Haniya.
Publicada: lunes, 12 de octubre de 2020 22:40

HAMAS al afirmar que el régimen de Israel busca establecer un punto de apoyo económico-militar cerca de Irán, alerta por la normalización de lazos con Israel.

El jefe de la dirección política del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), Ismail Haniya, durante una entrevista con el portal británico The Middle East Eye, concedida este lunes, ha advertido a los transigentes sobre la normalización de lazos con Israel y el peligro que amenaza a cualquier país árabe que firme cualquier tipo de acuerdos con este régimen.

“Conocemos a los líderes de Israel mejor que ellos. Sabemos cómo piensan. Nos gustaría decirles a nuestros hermanos en los Emiratos Árabes Unidos (EAU) que finalmente perderán como resultado de esos acuerdos, porque todo lo que le importa a Israel es ganar un punto de apoyo económico-militar en las cercanías de Irán”, ha afirmado.

Haniya ha alertado que Israel usará esos países como “puertas de entrada” y “una plataforma de lanzamiento” para llegar a sus metas, y, no obstante, ha añadido, la Resistencia palestina espera que los emiratíes se retiren del acuerdo de paz con los sionistas.

“El plan de los EAU es un plan de desarrollo destinado a crear un gran Israel. No queremos que se utilice a los emiratíes, bareiníes y sudaneses como medio para aprobar este plan. La historia no tiene piedad, la gente no olvidará y la ley de la humanidad no perdonará”, ha concluido.

 

Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) e Israel anunciaron, el pasado 13 de agosto, que habían convenido normalizar sus relaciones, teniendo como mediadora a la Administración estadounidense.

A este paso se sumó Baréin, como informó el pasado 11 de septiembre el magnate neoyorquino, convirtiéndose así en el cuarto país árabe en establecer relaciones diplomáticas plenas con Israel, tras Egipto (1979), Jordania (1994) y los EAU.

La medida proisraelí de Abu Dabi y Manama ha suscitado incluso la ira del pueblo y organizaciones de los respectivos países árabes, que la consideran una violación a su Constitución y una traición al pueblo palestino. Además, advierten, impulsa al régimen de Tel Aviv a seguir sus crímenes contra los palestinos.

Varios expertos y analistas también opinan que los acercamientos entre el régimen israelí y las oligarquías árabes, los convierte en aliados regionales de Washington, lo que allana el camino para la venta de armas de Estados Unidos.

mrp/rha/hnb