• Hazem Qasem, un portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS).
Publicada: domingo, 9 de junio de 2019 14:42

HAMAS denuncia que el apoyo de EE.UU. a la política expansionista de Israel desvela su carácter “extremista” y “su complicidad en la agresión contra palestinos”.

El embajador de EE.UU. ante el régimen de Tel Aviv, David Friedman, en una entrevista concedida al diario estadounidense The New York Times, publicada el sábado, indicó que “Israel tiene derecho” a ampliar su soberanía a los asentamientos ilegales de ciertos sectores de Cisjordania, lo que significa usurpar más partes de esa región palestina.

En reacción, Hazem Qasem, un portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), aseveró la misma jornada que las declaraciones de Friedman “reflejan qué tan amplia es la complicidad de EE.UU. en la agresión contra los palestinos”.

“Las declaraciones del embajador estadounidense están en plena sintonía con la opinión de la extrema derecha israelí y demuestran el desprecio del Gobierno estadounidense por todas las posiciones árabes”, agregó Qasem.

LEER MÁS: Palestinos rechazan postura de embajador de EEUU sobre Cisjordania

Las declaraciones del embajador estadounidense (en Israel, David Friedman) están en plena sintonía con la opinión de la extrema derecha israelí y demuestran el desprecio del Gobierno estadounidense por todas las posiciones árabes”, dice Hazem Qasem, un portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), sobre el apoyo del enviado de EE.UU. a la política expansionista de Israel.

 

Por su parte, Basem Naim, un alto responsable de HAMAS, resaltó que las afirmaciones de Friedman ponen de manifiesto “la mentalidad colonialista destructiva de la Administración extremista de Estados Unidos”.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP), por medio de su portavoz, Ibrahim Melhem, denunció, a su vez, la postura del máximo representante de EE.UU. ante Israel y consideró sus comentarios una muestra de la “arrogancia” de Washington, para después pasar a catalogarle como el “embajador de los asentamientos”.

Con la llegada al poder del mandatario estadounidense, Donald Trump, en el año 2017 y los apoyos incondicionales de este a Israel, dicho régimen ha aumentado e intensificado sus esfuerzos para apoderarse de más territorios palestinos, mientras que la comunidad internacional se conforma con denuncias verbales y escritas sin tomar medidas concretas para presionar a Israel para que cese, de una vez por todas, sus prácticas ilegales.

fmk/anz/mtk/alg

Comentarios