• Huelga general de palestinos en rechazo a ley estado-nación judío
Publicada: lunes, 1 de octubre de 2018 10:20
Actualizada: lunes, 1 de octubre de 2018 18:36

Los palestinos en Cisjordania, Al-Quds (Jerusalén) y la Franja de Gaza han anunciado hoy lunes una huelga general para denunciar la ley ‘estado-nación judío’.

Los palestinos tachan de racista dicha legislación, aprobada en julio en el parlamento israelí, pues define oficialmente al régimen de Tel Aviv como el “estado nación del pueblo judío”, reserva el derecho a la autodeterminación a este colectivo y establece que el hebreo sea la única lengua oficial. Bajo esta ley discriminatoria, los árabes son considerados como ciudadanos de segunda clase.

La huelga general de hoy también tiene como objetivo protestar por las polémicas medidas del Gobierno estadounidense contra los palestinos: el traslado de la embajada de Estados Unidos a Al-Quds y el recorte de fondos a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), entre otras.

Las empresas, escuelas y universidades palestinas permanecerán cerradas durante toda la jornada de huelga, informó el domingo la agencia británica de noticias Reuters.

Mohamad Barakeh, antiguo miembro del parlamento israelí, en una entrevista con Reuters, comentó al respecto: “El paro es un mensaje al mundo que dice que el apartheid y el racismo (israelíes) son algo que no solo deben abordarse internamente, sino que deben ser denunciados a nivel mundial”.

El paro es un mensaje al mundo que dice que el apartheid y el racismo (israelíes) son algo que no solo deben abordarse a nivel nacional, sino que deben ser denunciados a nivel mundial”, explica Mohamad Barakeh, antiguo miembro del parlamento israelí.

 

Por su parte, Abdul-Elah al-Atiri, un miembro del Consejo Revolucionario del Movimiento de Liberación Nacional de Palestina (Al-Fatah), ha advertido este lunes en un comunicado de que la ley ‘estado-nación judío’ busca expulsar a los habitantes árabes y a los beduinos palestinos de sus propios territorios.

La legislación proisraelí no solo ha enfurecido a la minoría árabe, sino que también recibe las críticas de los grupos defensores de derechos humanos y de los Gobiernos occidentales que también la califican de “racista”.

ftm/krd/nii/

Comentarios