• El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, ofrece una rueda de prensa en Al-Quds (Jerusalén), 28 de agosto de 2017.
Publicada: lunes, 28 de agosto de 2017 23:04
Actualizada: martes, 29 de agosto de 2017 2:37

El primer ministro del régimen de Israel dice que nunca removerá sus asentamientos en la ocupada Cisjordania y sus colonos se quedarán allí para siempre.

“Estamos aquí para quedarnos, para siempre”, prometió el primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, a cientos de colonos reunidos para celebrar el 50 aniversario de la ocupación israelí de los territorios cisjordanos, informó el lunes el diario Haaretz.

El premier enfatizó que los colonos israelíes están allí para profundizar sus raíces y, por ello, fortalecerán y ampliarán los asentamientos “ilegales”. Dicho esto, Netanyahu reiteró que bajo ningún concepto permitirá una evacuación de los asentamientos en Cisjordania.

“No habrá más desarraigamiento de asentamientos de Israel”, aseveró Netanyahu al tiempo que explicó que se ha demostrado el retiro no ayuda a la paz sino “provoca mas conflictos regionales”.

Estamos aquí (Cisjordania ocupada) para quedarnos, para siempre”, promete el primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu.

 

En este contexto, arguyó que, cuando Israel desarraigó asentamientos “ilegales” en el pasado, “recibió misiles” por lo que reiteró que tal escenario no se volverá a suceder bajo su mandato.

“Y hay otras razones por las que cuidaremos de este lugar, porque nos cuida, a la luz de todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor, podemos imaginar el resultado”, si dejamos los asentamientos, apostilló el premier, quien citó como ejemplo las amenazas recibidas al aeropuerto internacional Ben Gurion de Israel.

De acuerdo con Netanyahu, ningún colono israelí va abandonar estas tierras “ocupadas”, porque a su juicio, Israel está protegiendo a Samaria (nombre en hebreo de Cisjordania) contra aquellos que quieren echarlos de allí.

Las colonias israelíes en los territorios palestinos ocupados desde 1967 son consideradas “ilegales” por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y un gran número de países, bajo los postulados de la Convención de Ginebra que prohíben construir en tierras ocupadas.

krd/ncl/fdd/tas

Comentarios