• Obreros de construcción en el sitio de un nuevo asentamiento israelí, este de Al-Quds (Jerusalén), 22 de enero de 2017.
Publicada: lunes, 3 de julio de 2017 17:51
Actualizada: lunes, 3 de julio de 2017 18:23

Israel contempla construir 2000 nuevas viviendas en el este de Al-Quds (Jerusalén), mientras que Peace Now considera ‘sin límites el cinismo y la vergüenza’.

Se trata de cuatro planes que incluyen 2000 viviendas que serán construidas en el barrio palestino de Sheikh Jarrah. Dos de los planes desalojarán a las familias palestinas que residen ahí desde hace décadas, según Haaretz.

El diario israelí precisa este lunes que los planes de expansión en Sheikh Jarrah, sito en el norte de la Ciudad Vieja, están entre los más controvertidos. Pues, hace siete años el régimen de Tel Aviv expulsó a las familias palestinas de sus casas para que los colonos israelíes pudieran ocuparlas.

Estos desalojamientos forzosos generaron tan fuertes rechazos a nivel internacional que desde entonces no volvieron a desalojar a ningún otro palestino de Sheikh Jarrah, recuerda Haaretz.

No obstante, los grupos ultraderechistas y los empresarios vinculados a la derecha israelí continuaron avanzando en los citados planes en dicho barrio, pues “la construcción facilita el camino para el desalojamiento de los palestinos”, destaca la fuente.

La construcción de dos asentamientos en el corazón de un barrio palestino en Jerusalén, junto a planes para (construir) unas 2000 viviendas a lo largo de la Línea Verde, son otras pruebas de los esfuerzos descarados de un gobierno para destruir la oportunidad de una solución diplomática”, ha indicado el jefe de Peace Now, Lior Amihai.

 

El régimen israelí además pretende aprobar varios planes para la judaización de la zona, que incluyen la construcción de 944 apartamientos en Pisgat Zeev, 800 en Gilo, 200 en Ramot y 214 en Neveh Yaakov, precisa Haaretz, mientras destaca que el plan para construir otras 116 viviendas en Pisgat Zeev será debatido dentro de dos semanas.

En reacción, Peace Now, una organización no gubernamental israelí que supervisa las actividades de los asentamientos ilegales, ha lamentado que “no haya límites para el cinismo y la vergüenza”.

“La construcción de dos asentamientos en el corazón de un barrio palestino en Jerusalén, junto a planes para (construir) unas 2000 viviendas a lo largo de la Línea Verde (establecida en 1949, entre ese régimen y sus oponentes árabes), son otras pruebas de los esfuerzos descarados de un gobierno para destruir la oportunidad de una solución diplomática”, ha indicado el jefe de Peace Now, Lior Amihai.

Amihai ha añadido que lo que agrava la situación más es el hecho de construir asentamientos en el corazón de Sheikh Jarrah para desalojar a los palestinos que habían residido ahí durante décadas.

Actualmente, más de 570.000 colonos israelíes viven en 120 asentamientos ilegales construidos en suelo palestino. La comunidad internacional considera “ilegales” estas colonias, pero el régimen de Tel Aviv hace oídos sordos a toda condena.

ask/ctl/zss/rba

Comentarios