• Una foto tomada de la ventana de una de las habitaciones del hotel israelí Walled Off, ubicada en la calle de Banksy, en la Cisjordania ocupada, 3 de marzo de 2017.
Publicada: domingo, 5 de marzo de 2017 19:27

Oenegés israelíes han apelado ante la Corte Suprema de Justicia de Israel un recurso contra la ley de regularización de colonias ilegales en la ocupada Cisjordania.

La demanda, presentada por 13 oenegés israelíes y en nombre de 23 ayuntamientos palestinos, pide que se emita una orden cautelar que impida la expropiación de terrenos palestinos en la Cisjordania ocupada hasta que la citada Corte emita una resolución final sobre la ley recién aprobada por el parlamento israelí.

"Esta ley acosa abiertamente a las víctimas y premia a los delincuentes (...) Al legislar, el parlamento pretendía expropiar los derechos de tierras situadas más allá del territorio del estado, de gentes que no son ciudadanos ni residentes de Israel y que por lo tanto no participan ni están representados en el proceso legislativo del que son víctimas. Esta es la definición de tiranía”, denuncia la nota publicada este domingo por la oenegé israelí Shalom Ajshav (Paz Ahora), un grupo de vigilancia antiasentamientos.

Esta ley acosa abiertamente a las víctimas y premia a los delincuentes”, denuncia la nota publicada por la oenegé israelí Shalom Ajshav (Paz Ahora).

Los demandantes han criticado que la citada ley es contraria a la ‘Ley Básica’ israelí, e impide a los palestinos defenderse y reclamar su derecho legal en los sistemas jurídicos.

 

Además, es contraria al derecho internacional y "excede" las competencias del parlamento israelí, agrega la nota.

Esta demanda viene casi un mes después de que el parlamento israelí aprobara el 6 de febrero una controvertida ley que legalizaría decenas de colonias construidas en territorios privados en Cisjordania ocupada. Esta aprobación se produjo pese a la inquietud manifestada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y varios países del mundo.

Más de 570.000 colonos israelíes viven en 120 asentamientos ilegales construidos en suelo palestino ocupado desde 1967. La comunidad internacional considera “ilegales” estas colonias, pero el régimen de Tel Aviv ignora todo tipo de condena.

myd/ktg/mnz/rba

Comentarios