• El ministro israelí de educación, Naftali Bennett, 9 de octubre de 2016.
Publicada: sábado, 31 de diciembre de 2016 0:35
Actualizada: sábado, 31 de diciembre de 2016 20:34

El ministro israelí de educación, Naftali Bennett, aseguró que la política del régimen de Israel cambiará con la llegada al poder de Donald Trump en EE.UU.

En una entrevista concedida al canal 2 israelí, Bennett declaró el jueves que cuando Trump asuma como nuevo presidente de Estados Unidos el próximo 20 de enero, Israel adoptará una política diferente de la que ha venido aplicando.

Asimismo, enfatizó que la creación de un Estado palestino independiente quedará fuera de la agenda tras la llegada al poder del magnate neoyorquino.

Bennett aseguró que se anexionará una gran parte de Cisjordania, lo cual destruiría cualquier esperanza de una solución de dos estados para lograr la paz con los palestinos.

En este sentido, declaró que Israel busca confiscar el asentamiento de Maale Adumin, una de las colonias más grandes de Cisjordania que se ubica a unos cinco kilómetros al este de Al-Quds (Jerusalén).

 

Para justificar sus declaraciones alegó que Israel se retiró de la Franja de Gaza en 2005 y entregó el control de la zona a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), pero dos años después el Movimiento de la Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) se hizo con el control del enclave costero y lo convirtió en un Estado que dispara cohetes contra los territorios ocupados.

A continuación, aseveró que haría avanzar una agenda para asegurar que la ley israelí también se aplique al Valle del Jordán, Ariel y Ofra.

La confiscación y la construcción de asentamientos en las tierras palestinas contradicen las leyes y normativas internacionales y siempre han sido condenadas por diferentes países y organismos

mkh/ctl/tqi/mrk