• Los palestinos rezan durante la festividad musulmana de Eid al-Adha, en la Explanada de las Mezquitas, en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), septiembre de 2015.
Publicada: lunes, 14 de noviembre de 2016 0:25

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, ha apoyado este domingo limitar por ley la llamada a la oración en la esfera pública.

"Israel está comprometido con la defensa de aquellos que sufren por el excesivo ruido de las llamadas de los centros de oración", ha declarado el premier del régimen israelí durante una reunión del consejo de ministros.

Dicha propuesta fue presentada hace seis meses por el diputado Moki Yogev, del partido ultranacionalista y procolono, Casa Judía, con el fin de prohibir la difusión de llamados a la oración por los altavoces públicos.

"Israel está comprometido con la defensa de aquellos que sufren por el excesivo ruido de las llamadas de los centros de oración", ha declarado, Benyamin Netanyahu.

En este sentido, Amir Fauchs, director del instituto de democracia de Israel (IDI) que se opone a esta legislación, ha afirmado que pese a que el proyecto limita todos los centros de oración, está claro que la redacción está dirigida solo a las mezquitas.

 

Benyamin Netanyahu ha justificado que los musulmanes, judíos y cristianos sufren por el ruido de la oración en la esfera pública.

El régimen de Israel adoptó medidas antiislámicas con anterioridad con el fin de destruir los símbolos islámicos y presentar a las ciudades palestinas como zonas judías.  

Además, el régimen de Tel Aviv publicó con anterioridad un mapa de la Ciudad Vieja de Al-Quds (Jerusalén), en el que borra los importantes sitios sagrados musulmanes y cristianos.

mkh/rha/rba

Comentarios