• Los israelíes están demoliendo una vivienda palestina en Cisjordania.
Publicada: sábado, 2 de abril de 2016 9:55

Estados Unidos manifestó el viernes su preocupación por la continua demolición de viviendas palestinas que ejecuta el régimen israelí en la Cisjordania ocupada y Al-Quds (Jerusalén).

Estas acciones (israelíes) en Palestina son indicativos de una tendencia perjudicial de las demoliciones, el desplazamiento y la confiscación de tierras”, expresó Elizabeth Trudeau, portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., durante una rueda de prensa, citada por la agencia británica de noticias Reuters. 

Trudeau dijo que las medidas israelíes contra los palestinos plantean serias dudas del compromiso del régimen de Tel Aviv respecto al proceso para lograr una solución del conflicto de larga data entre ambas partes.

Estas acciones (israelíes) en Palestina son indicativos de una tendencia perjudicial de las demoliciones, el desplazamiento y la confiscación de tierras”, expresó Elizabeth Trudeau, la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos

La vocera estadounidense hizo tales afirmaciones en reacción al caso más reciente de las demoliciones israelíes, ocurrido en marzo, cuando las fuerzas sionistas destruyeron una escuela en en el pueblo de Jirbet Tana, ubicado al norte de la Cisjordania ocupada.

Debido a la destrucción de ese centro escolar –construido por la Unión Europea (EU) para ayudar a una comunidad de al menos 40 familias palestinas– 23 niños se quedaron sin acceso a la educación.

El 8 de marzo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) consideró “alarmante” el aumento de demoliciones de casas palestinas por las fuerzas del régimen israelí y, al mismo tiempo, denunció que un total de 121 estructuras financiadas por donantes internacionales resultaron total o parcialmente dañadas en la ocupada Cisjordania en tan solo siete días de ese mes.

Anteriormente, en octubre de 2015, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó la violencia desenfrenada de las fuerzas israelíes y advirtió de que la destrucción de viviendas palestinas o la edificación de nuevos asentamientos ilegales para colonos israelíes en las tierras ocupadas no harán sino agravar las actuales tensiones que se viven en esos territorios.

Las colonias israelíes en los territorios palestinos son consideradas “ilegales” además de la Unión Europea por un gran número de países, sin embargo, más de medio millón de israelíes viven en asentamientos ilegales construidos desde la ocupación, en 1967, de los territorios palestinos en Cisjordania y Al-Quds, pese a que la Convención de Ginebra prohíbe construir en dichos terrenos.

tqi/ncl/msf