• El alto miembro del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) Jalil al-Haya
Publicada: sábado, 28 de febrero de 2015 7:10

El alto miembro del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) Jalil al-Haya afirmó el viernes que no renunciarán a la Resistencia palestina hasta que no se materialicen sus demandas legítimas.

“HAMAS no renuncia a la opción de la Resistencia palestina incluso aunque se retrase la reconstrucción de la Franja de Gaza o se intensifique el cerco sobre esta zona”, recalcó Al-Haya durante una manifestación antisraelí realizada en el enclave costero.

Asimismo, hizo referencia a las presiones ejercidas por el régimen de Israel contra la Franja de Gaza, testigo durante 51 días de los ataques que llevó a cabo el régimen de Israel entre julio y agosto de 2014, y puso de manifiesto que HAMAS no escatimará esfuerzo alguno para materializar la reconciliación nacional.

Al enfatizar la importancia de una cooperación entre HAMAS y el Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah), Al-Haya puso de relieve que cualquier colaboración con el enemigo sionista ha de cesar.

Refiriéndose al ataque que llevó a cabo un preso palestino el pasado domingo contra un soldado israelí, Al-Haya apuntó que este asalto demuestra que los palestinos apoyan las metas de HAMAS.

En esta misma línea hizo referencia a las ofensivas que realiza diariamente el régimen de Tel Aviv contra la Mezquita Al-Aqsa en Al-Quds (Jerusalén), para luego afirmar que "hemos salido a las calles para mostrar nuestra unificación, nuestra ira y nuestro repudio hacia las medidas racistas del régimen ocupante contra los lugares santos palestinos".

Cabe señalar que el jueves colonos israelíes, que cuentan con la luz verde del ejército israelí para recurrir a la violencia ante los palestinos, incendiaron una iglesia en Al-Quds, hecho que se produjo un día después de la quema de la mezquita palestina de Al-Huda, en la ciudad cisjordana de Beitolahm (Belén), acción ésta última que fue condenada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Los colonos sionistas profanan de vez en cuando los lugares sagrados de los musulmanes, como la Mezquita Al-Aqsa, y recurren a todos los medios para presionar a los palestinos a que abandonen sus tierras.

mno/anz/mrk

Comentarios