• --
Publicada: jueves, 1 de enero de 2015 0:01
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 9:10

Ante el avance del Ejército iraquí en su batalla contra el terrorismo en el país, los integrantes del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) se vieron obligados a huir vestidos de mujer de la provincia Salah al-Din, en el centro de Irak. "Los miembros de Daesh, vestidos de mujer y con barbas afeitadas, escaparon de las inmediaciones de Salah al-Din, abandonando sus armas y vehículos", ha anunciado este miércoles Yasem al-Yabra, un diputado de la urbe. Este hecho se ha producido después de que las tropas iraquíes arrebataran, el martes, al EIIL el control de la ciudad estratégica de Dhuluiya, a unos 80 km al sur de Tikrit, capital de Salah al-Din. Asimismo, la semana pasada, el Ejército iraquí recuperó el control del aeropuerto de Dhuluiya y varias otras zonas de Salah al-Din gracias a la participación de las fuerzas populares, que contaron con el apoyo de la artillería y la aviación del Ejército. En la misma jornada del miércoles, el primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi, ha viajado a Dhuluiya para encontrarse con las fuerzas armadas y tropas tribales que han participado en el operativo que permitió la recuperación del control de esta zona. Por su parte, el Ministerio iraquí de Defensa ha asegurado que las unidades del Ejército han acabado ese mismo día con 100 extremistas del EIIL y neutralizado 250 artefactos explosivos colocados en diferentes puntos de la ciudad de Faluya, en la provincia occidental de Al-Anbar. La situación de seguridad se deterioró drásticamente en Irak a partir del 10 de junio, cuando el grupo terrorista EIIL se hizo con el control de la norteña ciudad de Mosul y después con otras zonas del país. Desde entonces, las fuerzas del Ejército iraquí, con el apoyo de miles de voluntarios, realizan exitosas operaciones antiterroristas para liberar las regiones que han caído en manos de los takfiríes. mkh/anz