• --
Publicada: lunes, 5 de enero de 2015 0:01
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 9:09

El vicepresidente de Irak, Nuri al-Maliki, ha responsabilizado este domingo al régimen israelí de generar discordias entre los suníes y chiíes, según los medios locales. "Los sionistas y algunas figuras políticas árabes son responsables de la discordia entre los musulmanes chiíes y suníes", ha declarado Al-Maliki, en un discurso ofrecido ante el Parlamento iraquí en Bagdad (capital) con motivo del comienzo de la Semana de la Unidad Islámica, que coincide con la conmemoración del nacimiento del Profeta del Islam, Mohamad (la paz sea con él). Con el sectarismo, los sionistas buscan prohibir la difusión del Islam en el mundo, ha indicado Al-Maliki, para después instar a los musulmanes a mantenerse unidos a fin de neutralizar tales conspiraciones. "No hemos conseguido nada de la discordia entre chiíes y suníes. Estamos viendo la situación de países como Irak, Egipto, Libia y otros árabes que han sido víctimas del sectarismo durante los últimos años", ha afirmado el funcionario iraquí. Los países mencionados están inmersos en la violencia generada por los grupos terroristas y, ni la coalición que lidera EE.UU. contra el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe), ni el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) pueden ayudarles a restaurar la seguridad en sus territorios, ha subrayado Al-Maliki. Los funcionarios y medios iraquíes han denunciado en varias ocasiones el rol destructivo del régimen de Israel en la crisis que vive el país árabe. El pasado octubre, el Consejo de la provincia de Babilonia (sur), divulgó que los integrantes del EIIL utilizan armas israelíes en sus ofensivas dentro del territorio iraquí. Este asunto fue corroborado en junio, cuando el Ejército iraquí anunció que los miembros detenidos de EIIL confesaron haber usado armas israelíes en su incursión contra la ciudad de Samarra, al norte de la capital iraquí. mkh/ncl/kaa
Comentarios