• --
Publicada: miércoles, 14 de enero de 2015 0:53
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 9:06

Un tribunal de Arabia Saudí aumentó en cinco años la sentencia de cárcel impuesta a Walid Abu al-Jair, activista saudí defensor de los Derechos Humanos (DDHH), por no arrepentirse de un supuesto delito de sedición. Abu al-Jair, fundador y director de DDHH en la monarquía árabe, fue condenado a diez años de cárcel en 2014 por cargos como deslealtad al rey de Arabia Saudí, Abdolá bin Abdelaziz Al Saud, y dado que el activista acusado no se retractó de sus actos, la corte saudí elevó el martes la sentencia hasta los 15 años de prisión y, además, fue multado a pagar 45 000 euros. Sammar Badawi, la esposa de Abu al-Jair, denunció que el activista ha sido investigado y procesado por el Tribunal Antiterrorista encargado de perseguir a los sospechosos de terrorismo. "Walid considera que este tribunal incumple los estándares internacionales básicos y se diseñó para perseguir a la oposición saudí", indicó Badawi. Abu al-Jair criticó abiertamente la nueva ley saudí antiterrorista aprobada en 2014, pues considera acto terrorista y criminaliza cualquier crítica contra el régimen de Al Saud o contra los asuntos sociales. Asimismo autoriza a la Policía a irrumpir en las viviendas de los manifestantes antigubernamentales sin orden judicial. Desde el mes de febrero de 2011, los saudíes realizan constantes manifestaciones pacíficas para exigir la liberación de los presos políticos, libertad de expresión, reformas políticas y el fin de la escalada de discriminación económica y religiosa vigente en el reino árabe. mkh/nii/
Comentarios