• El canciller palestino, Riad al-Maliki.
Publicada: lunes, 24 de agosto de 2015 6:26
Actualizada: jueves, 30 de noviembre de 2017 7:46

El canciller palestino, Riad al-Maliki, instó el domingo a la Unión Europea (UE) a poner en su lista negra a los colonos israelíes y sus productos.

En una entrevista con el diario saudí Al-Shraq al-Awsat, el ministro de Asuntos Exteriores del Estado de Palestina remarcó que ya es hora de presionar al régimen israelí para que deje de lado las políticas de expandir sus colonias ilegales en los territorios ocupados palestinos.

Si la UE argumenta que los productos de los asentamientos (israelíes) tienen que ser discriminados, los colonos se encuentran entre esos productos y deberían ser considerados de igual modo y tener el mismo destino”, declaró el canciller del Estado palestino, Riad al-Maliki.

“Si la UE argumenta que los productos de los asentamientos (israelíes) tienen que ser discriminados, los colonos se encuentran entre esos productos y deberían ser considerados de igual modo y tener el mismo destino”, subrayó.

Refiriéndose a la reciente escalada de los ataques racistas por parte de los colonos israelíes, reclamó a Estados Unidos y los países europeos que incluyan en su lista negra a los extremistas israelíes que comenten la llamada “Etiqueta de precio”.

La “Etiqueta de precio” se trata de actos vandálicos y violentos contra propiedades palestinas, donde colonos extremistas israelíes intentan intimidar a los palestinos que se oponen a la ampliación de los asentamientos en sus territorios.

Un ataque de este tipo causó el pasado 31 de julio la muerte de un bebé palestino de 18 meses quemado vivo  y su padre en la ciudad cisjordana de Nablus.

Las declaraciones de Al-Maliki se produjeron mientras que el bloque europeo está preparando el terreno para poner en su lista negra a unos 200 colonos israelíes.

Más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación de los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén) en 1967.

Los  ciudadanos palestinos y sus propiedades con mayor frecuencia sufren ataques de estos colonos, que se enmarcan en las políticas del régimen israelí para obligar a los palestinos a abandonar sus tierras para ampliar sus asentamientos, pese a que la comunidad internacional los considera ilegales.

mjs/ktg/nal

Comentarios