• Una iglesia quemada por los colonos israelíes en los territorios ocupados.
Publicada: jueves, 6 de agosto de 2015 15:21
Actualizada: jueves, 3 de septiembre de 2015 12:43

Un rabino israelí de la extrema derecha ha pedido quemar las iglesias de los cristianos que se encuentran en los territorios palestinos ocupados.

"Las iglesias deben ser quemadas", ha informado este jueves el diario israelí The Jerusalem Post, citando las declaraciones del rabino Bentzi Gopstein, líder de la organización extremista Lehava.   

Las iglesias deben ser quemadas", asegura Bentzi Gopstein, líder de la organización extremista Lehava

Gopstein hizo estas afirmaciones en una escuela religiosa judía en la que centenares de estudiantes asistieron el miércoles a un debate sobre la eliminación de la adoración a los ídolos, ha añadido la fuente.

El rabino extremista para justificar sus declaraciones racistas y polémicas alegó que la Tora ordenó destruir los ídolos en la "Tierra de Israel".  

El rabino Bentzi Gopstein, líder de la organización extremista Lehava

 

El incendio de los lugares santos de los musulmanes y cristianos por parte de los colonos no es nada nuevo. El 26 de febrero, los extremistas israelíes incendiaron una iglesia en Al-Quds (Jerusalén).

Además las polémicas palabras del rabino israelí tienen lugar en un momento en que los violentos y racistas actos de los colonos israelíes contra una familia palestina, acabaron con la vida de un bebé palestino, al que quemaron vivo en la ciudad de Nablus.

En la noche del pasado jueves, colonos israelíes atacaron con cócteles molotov una casa palestina en la localidad de Kafr Duma, en la ciudad cisjordana de Nablus. En este ataque murió quemado vivo un bebé de 18 meses llamado Ali Saad Daubasha, mientras sus padres y su hermano resultaron gravemente heridos.

Trascurridas algunas horas de la muerte del niño palestino, el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) anunció que este crimen "convertirá a los soldados y colonos de la ocupación (israelí) en blancos directos de ataques de la resistencia armada.

 La foto del bebé palestino que murió en su casa tras un ataque de colonos israelíes con cócteles molotov en la ciudad cisjordana de Nablus.

 

A su vez, la Liga Árabe (LA) exigió el viernes al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), que adopte una resolución contra atrocidades israelíes.

La Unión Europea (UE) tachó el viernes de “intolerable” el violento crimen y la Yihad Islámica de Palestina llamó a "todas las facciones de la Resistencia y sus respectivas alas militares, en particular las Brigadas Al-Quds (brazo armado de HAMAS), a intensificar la resistencia y responder de manera contundente a este nuevo crimen de los sionistas".

mkh/ncl/nal

Comentarios