• Fuerzas israelíes desplegadas cerca de un asentamiento ilegal en la ocupada Cisjordania.
Publicada: viernes, 24 de julio de 2015 16:14
Actualizada: viernes, 31 de julio de 2015 5:58

El régimen de Tel Aviv planifica edificar unas 1065 viviendas ilegales en Al-Quds (Jerusalén) y Cisjordania, anunció el jueves una entidad israelí.

Según la organización Peace Now (Paz Ahora), la administración civil israelí, indiferente a las críticas de la comunidad internacional, ha aprobado 15 proyectos para expandir ocho de sus distintos asentamientos.

Los planes incluyen títulos de propiedad de 228 edificios ya construidos, y la autorización para edificar 541 viviendas en el asentamiento de Bet El, cerca de la ciudad palestina de Ramalá.

El régimen de Tel Aviv también tiene previsto poner en marcha un proyecto de infraestructura para conectar 296 colonias en la ocupada Cisjordania, así como construir una escuela y una instalación para producir vinos.

Esta medida es anunciada una semana después de que la misma institución israelí aprobara la construcción de 179 viviendas en el asentamiento de Beit Aryeh, 24 en Psagot y 22 edificios en el de Givon Hadasha, todos ubicados en la Cisjordania ocupada.

El premier israelí, Benyamin Netanyahu, revisa la ubicación de los nuevos asentamientos. 

 

Más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación de los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds en 1967.

Estas viviendas son consideradas "ilegales" por las Naciones Unidas, y un gran número de países, ya que han sido edificadas en los territorios arrebatados por el régimen israelí en la llamada Guerra de los Seis Días de 1967.

Por otro lado, la Unión Europea  (UE) reiteró el pasado mes de mayo su rechazo a las políticas expansionistas del régimen israelí, que no solo contradicen la ley internacional, sino que van en contra de un proceso de paz para poner fin al conflicto palestino-israelí.

El pasado mes de febrero, la misma Peace Now informó de que la construcción de viviendas ilegales del régimen de Israel en Cisjordania registró, durante el 2014, un aumento sin precedentes del 40 por ciento.

En base a las cifras de la ONU, más de 700.000 palestinos se vieron desposeídos de sus hogares y de sus raíces con la ampliación de estos asentamientos ilegales y sus descendientes (hoy más de cinco millones repartidos en su mayoría entre Gaza, Cisjordania, Jordania, Siria y El Líbano) han heredado una historia de exilio y desplazamiento.

mjs/ctl/mrk

Comentarios