• Una colona con una pistola sujeta a su cinturón caminando en una calle en la ciudad ocupada palestina de Al-Quds (Jerusalén).
Publicada: viernes, 12 de octubre de 2018 8:57

El número de los israelíes que solicita el permiso a llevar armas aumenta en los últimos dos meses en un 183 % en comparación con el mismo periodo en 2017.

De ello informó el jueves el diario israelí Haaretz, según el cual, el aumento de dichas solicitudes se produjo después de que el ministro de la seguridad pública del régimen de Te Aviv, Guild Erdán, decidiese facilitar las restricciones a las autorizaciones para llevar armas personales.

“El ministerio de seguridad pública (del régimen de Israel) estima que 10 000 israelíes recibirán permisos para portar armas, lo que aumentará el número de personas con licencia para usar armas a 140 000, sin incluir a los policías y soldados”, indica el rotativo israelí.

Erdán aprobó en agosto —haciendo hincapié en la necesidad de lo que llamaba “contribuir a la sensación de seguridad”— unos nuevos cambios en las reglas de licencias de armas que autorizaban a unos 600 000 colonos obtener un permiso de arma de fuego en los territorios ocupados palestinos.

El ministerio de seguridad pública (de Israel) estima que 10 000 israelíes recibirán permisos para portar armas, lo que aumentará el número de personas con licencia para usar armas a 140 000, sin incluir a los policías y soldados”, indica el rotativo israelí Haaretz.

 

De acuerdo con esas reglas, los judíos ya no han de demostrar que necesitan un arma por el hecho de que viven o trabajan en un área considerada peligrosa.

La decisión de Erdán provocó la crítica de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) que dio la voz de alarma sobre la regulación israelí, pidiendo al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), la Corte Penal Internacional (CPI) y la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU) que asuman su responsabilidad frente al peligro de tales actos del régimen de Tel Aviv.

Por su parte, la oposición israelí ha repudiado la nueva política, argumentando que las armas de fuego constituyen una amenaza contra los civiles. Al respecto, Haaretz ha citado a la diputada Aida Touma Suleiman, quien ha advertido de los planes del régimen para “realizar ejecuciones en cualquier momento en que (los israelíes) se sientan personalmente amenazados”.

“Armar a los individuos (…) en nombre del derecho a la legítima defensa contra el terrorismo significa una (sola) cosa: incitar y atacar (…) al pueblo palestino”, ha advertido Suleiman.

tqi/ktg/krd/alg

Comentarios