• Una manifestación contra el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, en Tel Aviv, 16 de febrero de 2018.
Publicada: miércoles, 21 de febrero de 2018 18:28
Actualizada: miércoles, 21 de febrero de 2018 18:50

Ante crecientes escándalos de corrupción que salpican al primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, y su entorno, la oposición ha tomado acciones para trabajar sobre la celebración de unas elecciones anticipadas, poniendo así fin a la ‘era de Netanyahu’.

El premier israelí es sospechoso en varios casos de corrupción, que incluyen aceptar sobornos y obsequios caros, así como tráfico de influencias. De hecho, afronta dos investigaciones penales por separado, conocidas como los casos 1000 y 2000, mientras siguen saliendo a la luz nuevos casos escandalosos.

Frente a esta situación, Avi Gabbay, jefe del centroizquierdista Unión Sionista, envió la noche del martes una carta a sus correligionarios, en que afirmó que los acontecimientos ocurridos “en los últimos dos días y en las últimas horas” conllevan un mensaje muy claro: “la era de Netanyahu se está acercando a su fin”.

Además de destacar la necesidad de prepararse “pronto” para unas elecciones anticipadas, Gabbay ha enfatizado que “el criminal castillo de naipes que ha construido el primer ministro (...), dañando la ley, amenazando la libertad de prensa y más, dividir la sociedad israelí, se está derrumbando sobre él y su entorno”.

La era de (premier de Israel, Benyamin) Netanyahu se está acercando a su fin (…) Tenemos que prepararnos pronto para unas elecciones (…) el criminal castillo de naipes que ha construido el primer ministro (…) dañando la ley, amenazando la libertad de prensa y más, dividir la sociedad israelí, se está derrumbando sobre él y su entorno”, indicó Avi Gabbay, jefe del centroizquierdista Unión Sionista, en su carta.

 

Tras pedir la dimisión de los miembros del gabinete de Netanyahu, el líder de la Unión Sionista urgió a sus correligionarios a brindar esfuerzos para ganar estos comicios, pues, a su juicio, Israel no necesita un liderazgo que trabaje para los magnates.

A su vez, Ilan Gilon, del partido israelí de izquierda Meretz, presentó ya un proyecto de ley para disolver al parlamento, pues, “Netanyahu ha perdido la confianza pública y legitimidad para fungir como primer ministro (…) Ya es el momento para unas elecciones”, resaltó.

De igual modo, enfatizó que Netanyahu ya “tiene sus días contados” y pidió a sus camaradas que lleguen a acuerdos para crear un comité de elecciones cuanto antes.

Escándalo tras escándalo, los israelíes han vuelto a salir con más fuerza a las calles para exigir la dimisión de Netanyahu; no obstante, el premier parece no tener planes de dejar el poder.

ask/rha/tmv/mkh

Comentarios