• Soldados saudíes durante una maniobra militar en Riad.
Publicada: martes, 4 de julio de 2017 9:59
Actualizada: martes, 4 de julio de 2017 14:43

Las actuales tensiones entre ciertas monarquías árabes del Golfo Pérsico y Catar podrían desatar la ‘madre de todas las guerras’.

El laboratorio de ideas europeo Gefira advirtió el lunes mediante un informe de que si Arabia Saudí y sus aliados no llegan a solventar su disputa con Catar, la rivalidad podría provocar la “madre de todas las guerras” en el oeste de Asia.

Poniendo como ejemplo la primera y segunda guerras mundiales, el grupo de investigación recuerda que los conflictos a gran escala suelen ser desencadenados por un “evento único”. La naturaleza de la rivalidad y la lucha por el poder y la influencia en la región del Golfo Pérsico podría conllevar “desastrosas consecuencias”, destaca.

“Catar ha perdido la protección del mundo árabe” y busca desarrollar sus vínculos con Turquía, mientras Irán, Irak y Siria “se mantienen al margen y observan los acontecimientos”, agrega Gefira.

Para el think tank, las exigencias presentadas por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Egipto para retomar las relaciones con Catar, suspendidas desde el 5 de junio, es un mero intento de “dominar” al pequeño emirato.

La lista de demandas incluye trece puntos, entre los que destaca la clausura del canal catarí Al Jazeera, el fin de las relaciones diplomáticas con Irán y el cierre de una base militar turca existente en el emirato. Ayer lunes, el cuarteto aceptó prolongar 48 horas el plazo de diez días que había dado a Doha para ceñirse a sus demandas.

Catar ha perdido la protección del mundo árabe”, señala el think tank europeo Gefira.

 

Los regímenes de Doha y Riad han colaborado en los últimos años para tratar de derrocar al legítimo presidente sirio, Bashar al-Asad, y sustituirlo por un dirigente subordinado que permitiría la creación de un gasoducto desde Catar a Europa, para beneficiar a los países árabes del Golfo Pérsico.

Sin embargo, Arabia Saudí y sus aliados rompieron lazos diplomáticos y comerciales y aplicaron una serie de represalias económicas a Catar, emirato al que han acusado de apoyar a Irán y al terrorismo.

Ante el cerco marítimo impuesto por Riad y sus aliados, Catar ha advertido de que disparará contra cualquier buque de los citados cuatro países sancionadores que intenten entrar en sus aguas.

mjs/mla/mkh

Comentarios