• Gold (izquierda) da la mano a Eshki (derecha) en un evento en Consejo de Relaciones Exteriores en Washington. 4 de junio de 2015
Publicada: viernes, 5 de junio de 2015 13:33
Actualizada: viernes, 5 de junio de 2015 14:58

Aunque era en realidad un secreto a voces para muchos, se anunció abiertamente el jueves que los regímenes de Arabia Saudí e Israel tratan de aliarse contra la República Islámica de Irán.

Estos tratos fueron dados a conocer por Anwar Majed Eshki, general retirado saudí y exasesor del príncipe Bandar bin Sultan (exembajador saudí en EE.UU.), y Dore Gold, exembajador israelí ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el Consejo de Relaciones Exteriores en Washington en un evento think-tank (laboratorio de ideas) poco habitual en el que nadie pudo hacer preguntas.

Hemos descubierto que tenemos los mismos problemas, los mismos desafíos y a veces las mismas respuestas, declaró Shimon Shapira.

Eshki y Gold informaron que desde comienzos de 2014, los representantes árabes e israelíes han tenido al menos cinco reuniones secretas en La India, Italia y la República Checa en las que hablaron de su "enemigo común", Irán.

Arabia Saudí y el régimen de Israel reconocieron “la creciente influencia” del país persa en la región de Oriente Medio, por tanto, decidieron acercarse a pesar de que se enfrentan por la cuestión palestina y Riad no reconoce de ninguna manera la existencia de Israel como un estado.

“Hemos descubierto que tenemos los mismos problemas, los mismos desafíos y a veces las mismas respuestas”, declaró Shimon Shapira, exgeneral israelí retirado y experto en el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), a Bloomberg.

“Nuestra posición hoy en día en esta etapa no significa que hemos resuelto todas las diferencias que hemos compartido durante los últimos años (…) Pero nuestra esperanza es que seamos capaces de abordar(las) plenamente en los próximos años”, manifestó Gold.

Sin embargo, esta extraña alianza no se hará realidad hasta que el régimen de Tel Aviv acepte a Palestina como un Estado independiente, tal como insiste todo el mundo, frente a lo que se resiste el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu.

Una de las curiosidades es que Gold es la misma persona que publicó en 2003 su libro llamado Hatred's Kingdom (Reino de odio), en el que explica cómo Arabia Saudí apoya el nuevo terrorismo global y el extremismo.

Delegación iraní (izquierda) se reúne con la de EE.UU. (derecha) en el marco de diálogos Irán-G5+1 en Ginebra.

 

De cualquier modo, no es una coincidencia que el anuncio de esta cooperación se dio a conocer en momentos en que Irán y el Grupo 5+1 tienen como plazo casi 25 días para llegar a un acuerdo global sobre el programa de energía nuclear iraní.

Los dos aliados cercanos a Washington no apoyan de ningún modo las conversaciones que se están llevando a cabo entre Teherán y el Sexteto (EE.UU., Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania) mientras la Casa Blanca no pudo calmarlos ni tampoco ofreciéndolos armas.

zss/ncl/nal

Comentarios