• Benyamin Netanyahu, primer ministro del régimen de Israel
Publicada: domingo, 29 de marzo de 2015 17:58

El primer ministro del régimen israelí, Benyamin Netanyahu, ha expresado este domingo su apoyo a la ofensiva saudí contra las posiciones del movimiento popular yemení Ansarolá y, de nuevo, acusa a Irán de todo lo imaginable e inimaginable.

Netanyahu ha alegado que la República Islámica de Irán está ocupando una gran parte de Yemen, en referencia al movimiento Ansarolá, y que este busca controlar el estrecho de Bab el-Mandeb, al suroeste de Yemen.

El premier israelí ha acusado a Irán de querer controlar la región: "Después del eje Beirut-Damasco-Bagdad, Irán está llevando a cabo una maniobra de pinza también en el sur con el fin de dominar y conquistar todo Oriente Medio", ha señalado Netanyahu

Irán, repite Netanyahu, intenta tomar "el control estratégico estrecho de Bab-el-Mandeb lo que cambiará la balanza de la navegación marítima y el suministro mundial del petróleo".  

Bab al-Mandeb, es una de las rutas marítimas más transitadas del mundo y cuenta con una importancia estratégica debido a su ubicación, cerca de los ricos pozos petroleros del Oriente Medio.

Arabia Saudí, que tiene una economía basada en el petróleo, después del estrecho de Ormuz (sur de Irán), exporta la mayor parte de su crudo a través de Bab el-Mandeb. Además, las navegaciones a través del canal de Suez de Egipto dependen directamente de este estrecho.

Pero recordemos que es Arabia Saudí y no Irán quien actualmente está atacando e invadiendo Yemen, lo que le daría acceso a los saudíes a Bab el-Mandeb, diga lo que diga Netanyahu respecto a Irán.

Evidentemente, el primer ministro del régimen de Tel Aviv, ha manifestado su apoyo a la reciente invasión de Arabia Saudí a Yemen, pronunciándose a favor de la agresión, pues favorece sus intereses.

Muchos analistas aseguran que la invasión de Arabia Saudí al territorio yemení beneficia al régimen israelí que, de hecho, brinda apoyo estratégico a Riad para acabar con la resistencia islámica en Yemen.

Las fuentes de inteligencia occidentales informaron el jueves de que los aviones de guerra del régimen de Israel se han unido a la ofensiva de Arabia Saudí contra el territorio yemení

mkh/nii/

Comentarios