• Una sesión de la Liga Árabe (LA), en El Cairo, capital de Egipto.
Publicada: lunes, 18 de abril de 2016 23:56
Actualizada: martes, 19 de abril de 2016 2:12

La Liga Árabe (LA) ha condenado este lunes las declaraciones del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, quien aseguró que Israel nunca se retirará de los altos de Golán.

"Las declaraciones de Netanyahu constituyen una nueva escalada de las violaciones israelíes a las resoluciones de las Naciones Unidas sobre el Golán", ha afirmado esta organización en un comunicado publicado en su cuenta de Facebook.

En ese contexto, ha repudiado la reunión del consejo de ministros de Israel que tuvo lugar el domingo en los altos de Golán, pues considera que la elección de esa región para ese encuentro, conlleva el evidente mensaje de que "la meseta de Golán se quedará para siempre en manos de Israel".

Las declaraciones de Netanyahu  constituyen una nueva escalada de las violaciones israelíes de las resoluciones de las Naciones Unidas sobre el Golán", ha afirmado esta organización en un comunicado publicado en su cuenta de Facebook.

Además, ha denunciado que tanto la reunión como las declaraciones de Netanyahu demuestran la arrogancia e intransigencia del régimen de Tel Aviv, que actúa al margen de la ley.

Por otro lado, la organización panárabe ha instado a la comunidad internacional a presionar al régimen de Israel para que cumpla con todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), que obliga a este régimen a retirarse de todos los territorios árabes ocupados, incluidos los altos de Golán.

El primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu.

 

Este lunes, el Gobierno sirio ha calificado de "grave" y  una "provocación" la celebración de un consejo de ministros en los altos de Golán y anunció que ha pedido al CSNU que condene esta acción.

Las declaraciones del premier israelí también provocaron la reacción del vicecanciller sirio, Faisal al-Miqdad, quien aseguró este mismo día que Damasco nunca dejará de resistir ni renunciar a su territorio ocupado.

En junio de 1967 y en el marco de la Guerra de los Seis Días, el régimen de Israel ocupó la meseta de Golán, de soberanía siria y la incorporó al sistema jurídico israelí en 1981, lo que implica su anexión de facto.

mkh/ncl/hnb

Comentarios