• El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, en Al-Quds (Jerusalén), 13 de marzo de 2016.
Publicada: martes, 15 de marzo de 2016 15:43

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, elogió el lunes las fuertes relaciones del régimen de Tel Aviv con los países árabes.

Cada vez más países árabes se han dado cuenta de que Israel no es el enemigo", alegó el premier israelí, agregando que el régimen de Tel Aviv es un socio importante para los Estados árabes en la lucha contra lo que describió como los chiíes liderados por Irán y los terroristas del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe).

Netanyahu, que hizo estas declaraciones durante una reunión del partido Likud en el centro del legado de Menachem Begin, en Al-Quds (Jerusalén), añadió que, antes, varios países pensaban que cualquier avance en las relaciones con los palestinos llevaría a mejores relaciones con el mundo árabe, sin embargo, ahora las estrechas relaciones del mundo árabe con Israel ayudarán al logro de un acuerdo real y duradero con los palestinos.

Cada vez más países árabes se han dado cuenta de que Israel no es el enemigo", alegó Benyamin Netanyahu, primer ministro israelí.

En otra parte de sus declaraciones, Netanyahu elogió el comienzo de las conversaciones para lograr la paz con Egipto y dijo que era hora de que la comunidad internacional se percatase de que el paradigma para el establecimiento de la paz ha cambiado.

El pasado mes de enero, el primer ministro del régimen de Israel confesó que las relaciones israelo-saudíes son mucho más fuertes que las relaciones de ese régimen con la Unión Europea (UE).

A su vez, la página Web Wikileaks reveló las relaciones secretas del régimen de Israel y Arabia Saudí en los campos de la inteligencia y la seguridad, así como sus planes para normalizar sus lazos.

Todos estos hechos tienen lugar pese a que desde 2010 y tras el asesinato del alto comandante del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) Mahmud al-Mabhuh en la ciudad emiratí de Dubái por la agencia de espionaje del régimen israelí (Mossad), el régimen de Tel Aviv y los países ribereños del Golfo Pérsico no mantienen relaciones oficiales ni comerciales.

No obstante, fuentes regionales han informado, en reiteradas ocasiones, de la celebración de encuentros secretos entre representantes de algunos países árabes y delegaciones israelíes.

mkh/anz/nal

Comentarios