• El presidente ucraniano Volodimir Zelenski, habla durante una sesión del Parlamento en Kiev, 1 de diciembre de 2021. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 24 de enero de 2022 1:14

Kiev asegura que contrarrestará cualquier influencia rusa sobre las esferas política y económica de Ucrania.

El Gobierno ucraniano “continuará con su política de desmantelar cualquier estructura oligárquica o política que pueda estar trabajando para desestabilizar Ucrania o ayudar a los ocupantes”, dijo Mykhailo Podolyak, asesor del jefe de gabinete del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski.

Al aludir la reciente decisión de Washington de sancionar a cuatro ciudadanos ucranianos, acusados de colaborar con los servicios secretos rusos, el funcionario ucraniano afirmó que “nuestros socios han empezado a llamar a las cosas por su nombre y a desenmascarar a los amigos de Rusia”.

En este sentido, aseguró que “no es una sorpresa” encontrar el nombre del exdiputado ucraniano Evgueni Muráev, en la lista negra de EE.UU. “La información británica completa” la lista de personalidades “seleccionadas” por el Kremlin para “tratar de promover los intereses rusos”, agregó.

El sábado, el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido emitió un comunicado en el que, sin proporcionar pruebas, declaró que Moscú está considerando la posibilidad de instalar un gobierno prorruso en Ucrania, llegando a nombrar a cinco políticos ucranianos vinculados a esta iniciativa, entre ellos Muráev.

 

La Cancillería rusa tachó de “tonterías” las acusaciones del Reino Unido y llamó a Londres a dejar sus provocaciones; esta desinformación es una prueba más de que son los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), “liderados por los anglosajones”, los que están intensificando las tensiones en torno a Ucrania, denunció.

La tensión ha escalado en medio de acusaciones cruzadas. Las autoridades occidentales insisten en que Rusia ha desplegado fuerzas en la frontera con Ucrania como parte de sus planes para invadir el país europeo a principios de este año. Moscú rechaza tales acusaciones y aclara que su presencia militar en dicha zona responde a la necesidad de defensa y disuasión ante la masiva acumulación de fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cerca de su territorio.

sre/ncl/rba