• --
Publicada: lunes, 11 de noviembre de 2013 8:22
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 11:28

“Francia, secundando las políticas del régimen israelí, trató de reventar las conversaciones de Ginebra”, anunció el domingo el presidente de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní (Mayles), Alaedin Boruyerdi. En alusión a las recientes conversaciones nucleares entre Irán y el Grupo 5+1, celebradas en Ginebra (suiza), el alto parlamentario persa elogió los valiosos esfuerzos del equipo iraní en esta ronda de los diálogos y les agradeció sus empeños. El equipo nuclear iraní ha dado importantes pasos en la defensa de los derechos nucleares de la nación persa; no obstante, los sionistas, presionando a países como Francia, impidieron que las contrapartes llegaran a un acuerdo final, agregó. Las conversaciones nucleares en Ginebra resultaron, en realidad, tan positivas que los cancilleres de las seis potencias mundiales (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia, China, más Alemania) se personaron en Suiza para observar de cerca la reunión, hecho que demuestra el éxito de la delegación nuclear iraní. Lamentablemente el Occidente no puede obviar una amarga realidad: el hecho de que los sionistas tienen tanta influencia que incluso una superpotencia como EE.UU. le pide permiso para adoptar sus medidas, comentó Boruyerdi. El sábado, los intensos diálogos entre Irán y el Grupo 5+1 acabaron en la ciudad suiza de Ginebra y aunque no supusieron un acuerdo final, ambas partes aplaudieron los “progresos concretos” logrados en estas discusiones. Varias fuentes indican que las dudas planteadas por Francia, en privado y en público, sobre las garantías ofrecidas por Irán obstaculizaron una resolución final. nab/nii/