• El ministro iraní de Petróleo Biyan Namdar Zangene.
Publicada: jueves, 27 de agosto de 2015 10:03

El ministro iraní de Petróleo, Biyan Namdar Zangene, aseguró que Irán no renunciará a su cuota en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El funcionario persa en declaraciones formuladas la noche del miércoles a la televisión nacional, adelantó la decisión del país de aumentar las exportaciones de crudo, incluso si se desploman los precios.

La República Islámica de Irán de ninguna manera rechaza su cuota en la OPEP y en el mercado mundial del petróleo. No tenemos ningún problema con la caída de los precios del petróleo en el mercado mundial, ya que podemos duplicar nuestras exportaciones de crudo", dijo el ministro iraní de Petróleo, Biyan Namdar Zangene.

"La República Islámica de Irán de ninguna manera rechaza su cuota en la OPEP y en el mercado mundial del petróleo. No tenemos ningún problema con la caída de los precios del petróleo en el mercado mundial, ya que podemos duplicar nuestras exportaciones de crudo", dijo Zangene.

Hizo hincapié en la necesidad de trabajar duramente para superar las sanciones inhumanas impuestas al país, argumentando que “el mantenimiento de las cuotas de Irán en la OPEP y el mercado mundial se encuentra entre nuestros parámetros vitales”.

Aseguró que a la República Islámica no le preocupa la caída de los precios del petróleo, ya que sabe vivir en condiciones difíciles y con resistencia. "Los que deberían estar preocupados son los que tienen un ingreso y una producción extra en los mercados mundiales; ¿Sobre qué base el Gobierno iraní debería hacer algo para perder su participación histórica en el mercado del petróleo, sólo porque los precios del petróleo deberían aumentar?", se preguntó.

Consideró necesario que los integrantes de la OPEP reconsideren la producción actual de petróleo y criticó a ciertos miembros de la organización por no desear que aumenten los precios. Ellos, dijo, quieren hacer daño a otros miembros a través de precios bajos como consecuencia de un exceso de oferta.

Varios empleados de la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC, por sus siglas en inglés) en una planta.

 

El primero de agosto Zangane afirmó que el Gobierno iraní confía en aumentar su producción diaria de crudo hasta 500.000 barriles tras el levantamiento de las sanciones antiraníes después de la firma de un posible acuerdo final sobre su programa de energía nuclear con el Grupo 5+1.

El funcionario persa aseguró que el Gobierno de Irán “no pedirá permiso a nadie para recuperar sus derechos”, es decir aumentar su producción del petróleo, algo que fue restringida durante años debido a los embargos occidentales.

El techo de producción de los países de la OPEP se sitúa desde hace cerca de cuatro años en 30 millones de barriles al día, esto es casi un tercio del crudo extraído a diario en el mundo.

El pasado 14 de julio, Irán y el Sexteto (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania) concluyeron sus conversaciones nucleares tras alcanzar el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés).

El texto del JCPOA que fue ratificado el pasado 20 de julio por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), prevé la eliminación de las sanciones antiraníes a cambio de algunas restricciones al programa de energía nuclear del país persa.

ftm/ktg/mrk

Comentarios