• Fuerzas nigerianas derriban centros musulmanes
Publicada: domingo, 20 de noviembre de 2016 22:26
Actualizada: lunes, 21 de noviembre de 2016 10:36

Las fuerzas nigerianas derrumbaron el sábado los edificios pertenecientes a los musulmanes por orden de las autoridades locales.

Los funcionarios del Movimiento Islámico en Nigeria (IMN, por sus siglas en inglés) dijeron que las fuerzas del Gobierno destruyeron varios edificios, entre ellos escuelas, hospitales y seminarios religiosos, en las ciudades de Zaria y Saminaka, en el estado norteño de Kaduna.

Asimismo, los miembros oficiales del movimiento afirmaron que la demolición de dichos centros fue realizada sin advertencia previa ni una orden judicial y fue llevada a cabo en presencia de militares, añadiendo que los musulmanes no habían hecho nada para provocar al Gobierno que tome tales medidas drásticas en su contra.

La destrucción de los edificios se produjo después de que las fuerzas de seguridad mataran el lunes a un centenar de manifestantes chiíes en la norteña ciudad de Kano y otros cientos resultaran heridos después de que la policía abriera fuego en su contra cuando se reunieron para participar en una ceremonia religiosa.

El IMN y sus partidarios han sido víctimas de las represiones del Gobierno de Abuya desde el año pasado. En diciembre de 2015, las fuerzas nigerianas asaltaron la casa del líder de IMN, el sheij Ibrahim al-Zakzaky, en Zaria.

Al-Zakzaky fue herido y varios de sus seguidores fueron asesinados por disparos de las fuerzas gubernamentales, entre ellos una de las autoridades de alto rango del movimiento. Actualmente, Al-Zakzaky se encuentra encarcelado en un lugar desconocido.

 

Su arresto provocó diversas manifestaciones en el país africano, las cuales fueron reprimidas brutalmente por la Policía.

Asimismo, los grupos de derechos humanos han acusado a los militares nigerianos de haber perpetrado una masacre y de utilizar la fuerza contra la comunidad chií de modo excesivo e ilegal.

La subdirectora de Amnistía Internacional (AI) para África, Lucy Freeman, también denunció el pasado 15 de enero que el Ejército nigeriano comete violaciones "impactantes" contra los derechos humanos como consecuencia del uso de la fuerza excesiva por parte de los militares del país. 

alg/rha/mrk

Comentarios