• El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, da un discurso televisivo, 18 de mayo de 2020.
Publicada: martes, 19 de mayo de 2020 17:54
Actualizada: miércoles, 20 de mayo de 2020 2:42

Nicaragua ordena el cierre de su frontera con Costa Rica en una medida “recíproca” contra la decisión unilateral de su vecino de bloquear el tránsito fronterizo.

El presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua, Marvin Altamirano, confirmó el lunes al diario local La Prensa que “está cerrada” la frontera. “Los transportistas no ingresan a Costa Rica por las medidas de no permitir el ingreso a todos los conductores de los países centroamericanos”, indicó Altamirano, vía chat, citado por la mencionada publicación.

Ya Altamirano había planteado el domingo que se le debía cerrar a Costa Rica el cruce por las fronteras después de que el país vecino decidiera, de manera unilateral, bloquear parcialmente el tránsito de mercancías en su territorio bajo el alegato de evitar focos de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, denunció el lunes que la decisión “unilateral” de Costa Rica de cerrar sus fronteras dinamitó el flujo constante del comercio regional, lo que impacta negativamente en el adecuado acceso a los alimentos y la lucha contra el nuevo coronavirus.

“Tenemos una situación difícil que la han creado, desgraciadamente, las autoridades costarricenses, con el tránsito de materia prima, alimentos (…) Esperamos que tengamos la rapidez de dar una respuesta”, criticó en un mensaje a la nación por la cadena nacional de televisión.

Ortega expuso que la decisión del Gobierno costarricense mantiene retenidos 1010 camiones de carga pesada en dos puntos de la frontera común y aludió al impacto negativo que ello genera en el abastecimiento y las acciones para combatir la COVID-19.

“Todos estamos luchando contra esta pandemia. No se puede crear otra crisis que tendría un gran impacto humanitario”, afirmó.

No obstante, el mandatario nicaragüense manifestó su deseo de que entre todos se pueda hallar una solución a la situación y ratificó la voluntad de su Gobierno a continuar facilitando el tráfico de comercio extranjero, cumpliendo con todas las medidas establecidas.

Nicaragua y Costa Rica mantienen unas relaciones tensas. Ortega ha acusado en reiteradas ocasiones a su vecino de alentar las protestas antigubernamentales en su suelo, junto a EE.UU., con miras a provocar un golpe de Estado.

tmv/anz/msm/rba