• Zanja abierta en el espacio público por las obras de la embajada de EE.UU. en México.
Publicada: martes, 13 de septiembre de 2022 17:55

La nueva ubicación de la embajada de EE.UU. en México ha provocado la molestia y la preocupación de vecinos: “Es una actitud invasiva e imperialista”.

Estados Unidos ha decidido trasladar su sede diplomática de la alcaldía Cuauhtémoc a la vecina Miguel Hidalgo en la colonia Irrigación, uno de los recintos más exclusivos de la Ciudad de México, la capital.

La medida ha creado inconformidades entre los residentes del nuevo destino, pues los encargados de la nueva embajada talaron 26 árboles sanos de entre 25 y 30 metros de altura, en un plan de aniquilamiento de 86 que fue frenado por las manifestaciones de los afectados.

Los inconformes han arremetido contra el Gobierno y la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) por otorgar los permisos pertinentes al Departamento de Estado de Estados Unidos, que en respuesta a las críticas de los vecinos, ha prometido plantar 60 árboles maduros alrededor del complejo diplomático.

Una habitante cercana a la nueva obra, Atziri Carranza, en una entrevista concedida a la agencia de noticias rusa Sputnik ha asegurado que el derribo de árboles es el inicio de las preocupaciones de la comunidad de vecinos.

¿Qué sigue, además, de la tala de los árboles? Tenemos la experiencia mundial de que los gringos, su territorio, son los policías del planeta, o sea, ellos invaden, invaden, invaden, basta ver cómo tienen todo alrededor para saber y preguntarnos qué sigue”, ha denunciado.

La activista Atziri Carranza explica las preocupaciones de los vecinos.

 

La activista ha acusa a las autoridades mexicanas de tener una actitud entreguista en favor de Estados Unidos, cuestionándolas si tenían la misma disposición en caso de que la embajada fuera de Venezuela, Honduras, Túnez o Guatemala.

Carranza ha sostenido que la presencia de la embajada de EE.UU. en su barrio pone en peligro el tránsito libre por las calles y se ha mostrado preocupada por manifestaciones, que a su juicio, siempre han habido y seguramente van a haber hacia la embajada, entre otros problemas que ha enumerado.

 “Es una actitud completamente invasiva e imperialista lo que están haciendo, y coludidos con las autoridades, ¿qué ley puede existir, qué permiso puede existir para un ecocidio? ¿Cómo?”, ha reprocha criticando a los responsables mexicanos por no consultar antes con los vecinos.

msm/hnb