• El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, en una rueda de prensa en el Palacio Nacional de México, 10 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 12 de junio de 2019 2:18

México revela detalles del acuerdo suscrito con EE.UU. para evitar aranceles a sus productos a cambio de controlar el flujo de migrantes.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, en una conferencia de prensa realizada el martes desde la Cancillería, ha revelado detalles de la reunión del pasado viernes en Washington, en la que México y EE.UU. acordaron la suspensión de aranceles a los productos mexicanos a cambio de disminuir el flujo de migrantes en su frontera con ese país.

“Las actividades realizadas en Washington dieron resultados positivos. El principal, que no se impusieran aranceles en los productos mexicanos”, ha explicado Ebrard, pero, en caso de que México no consiga reducir el flujo migratorio a EE.UU. en un plazo de 45 días, Washington insistirá en un acuerdo de tercer país seguro y México podría aceptarlo. 

El tercer país seguro, que en este caso sería México, implica convertirse en la nación que recibe a las personas que buscan asilo en EE.UU., cuando este se niegue a recibirlos, haciéndose cargo de su proceso legal y de proporcionar las condiciones mínimas de su estancia.

Debe garantizar, por tanto que los solicitantes de asilo no serán retornados a su país de origen y, además, el derecho a la vivienda, seguridad social, servicios médicos, empleo y educación y reunificación familiar.

En cumplimiento del acuerdo, el presidente de México, López Obrador, ha anunciado este martes la creación de una comisión especial para desarrollar el plan encaminado a contener la migración de personas provenientes de Centroamérica en la frontera sur. La comisión creada por el Gobierno de México tendrá la misión de implementar acciones en materia de seguridad, empleo, relaciones exteriores y política social. 

Las actividades realizadas en Washington dieron resultados positivos. El principal, que no se impusieran aranceles en los productos mexicanos”, dijo el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard.

 

De hecho, México, según Ebrard, empezará el miércoles el despliegue de efectivos de su recién creada Guardia Nacional en la frontera con Guatemala para contener el flujo de migrantes, y el programa de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés) —que obliga a México a recibir a los solicitantes de asilo en Estados Unidos que hayan pasado por territorio mexicano— se extenderá a tres nuevas ciudades de su frontera.

México de momento no ha aceptado convertirse en tercer país seguro. Por ahora, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador buscará un sistema de gestión migratoria entre diversos países en caso de no lograr su objetivo en 45 días. 

Las declaraciones de Ebrard se producen tras las realizadas por el presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre un supuesto acuerdo secreto con México que entrará en vigor cuando él lo decida. La afirmación del mandatario contradice la versión del Gobierno mexicano, que asegura que no existe tal secreto.

Recordemos que el mandatario republicano, que exigía de continuo al Gobierno de México que redujera el flujo migratorio a EE.UU., anunció que aplicaría a partir del 10 de junio tarifas del 5 % —que aumentarían mes a mes en un 5 % hasta alcanzar un 25 %— a todos los bienes provenientes del país latinoamericano, en un intento por presionar a México para que impida la creciente llegada de indocumentados.

El periódico británico Financial Times, apoyándose en datos del Departamento de Comercio de EE.UU., estimó que los aranceles de Trump a México perjudicarían más  Washington, pues un arancel del 5 % les costaría a los consumidores estadounidenses 17 300 millones de dólares al año, llegando así a casi 87 000 millones si Trump llega a aplicar un arancel del 25 % a los bienes de México.

mrz/mkh/nii/

Comentarios