• Los inmigrantes huyen de los gases lacrimógenos lanzados por la Patrulla Fronteriza de EE.UU. en Tijuana (México), 1 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 4 de enero de 2019 0:22
Actualizada: viernes, 4 de enero de 2019 3:35

México urge a EE.UU. a que investigue el uso de fuerza contra los inmigrantes que intentan cruzar la frontera y ratifica que velará por la seguridad de ellos.

En una nota diplomática enviada este jueves a la embajada de Estados Unidos, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México ha hecho referencia, en especial a los incidentes del pasado 1 de enero y del 25 de noviembre en la zona fronteriza que divide la mexicana Tijuana de la estadounidense San Diego, donde las fuerzas de EE.UU. dispararon gases lacrimógenos y balas de goma contra los inmigrantes.

“La Cancillería solicitó que se realice una investigación exhaustiva de los hechos ocurridos ese día (…) Igualmente, lamentó que se registre cualquier tipo de actos violentos en la frontera con México”, indica el comunicado de la SER.

Los referidos incidentes dejaron varios heridos y numerosos intoxicados por gas tóxico entre los inmigrantes centroamericanos, quienes a los principios de noviembre de 2018 formaron caravanas para marchar hacia EE.UU., cuyo presidente, Donald Trump, ha autorizado a los soldados desplegados en la frontera sur usar fuerza letal contra los migrantes.

La Cancillería solicitó que se realice una investigación exhaustiva de los hechos ocurridos ese día (…) Igualmente, lamentó que se registre cualquier tipo de actos violentos en la frontera con México”, afirma la Secretaría de Relaciones Exteriores de México sobre el uso de fuerza por EE.UU. contra los inmigrantes en la frontera.

El ente mexicano también ha pedido a Estados Unidos reconocer que el fenómeno migratorio es “una responsabilidad compartida” entre ambas naciones.

Además, ha convocado al Departamento de Seguridad Interna de EE.UU. a una reunión del Consejo de Prevención de Violencia Fronteriza, al tiempo de reiterar su compromiso para salvaguardar los derechos humanos y la seguridad de todas las personas migrantes.

Los inmigrantes arriesgan su vida en un duro camino que atraviesan, en su mayoría, a pie para llegar a EE.UU. Al lograr pasar la frontera, tampoco les espera un destino mejor, puesto que normalmente son detenidos por la Policía Fronteriza o los separan de sus familias. El mes pasado, dos niños guatemaltecos perdieron la vida en custodia de guardias estadounidenses.

bhr/ctl/mtk/rba

Comentarios