• Nadadores en un torneo internacional.
Publicada: lunes, 28 de enero de 2019 6:36
Actualizada: lunes, 28 de enero de 2019 10:21

Malasia ya no será anfitriona de una competición clasificatoria de natación tras su apoyo a los palestinos y su negativa a que los atletas israelíes compitan en su suelo.

El 11 de enero, el primer ministro malasio, Mahathir Mohamad, anunció que, en señal de apoyo al pueblo palestino ante los crímenes del régimen de Israel, prohibiría que los nadadores israelíes participen en una competición de natación clasificatoria (que se iba a celebrar del 29 de julio al 4 de agosto en la ciudad de Kuching) para los Juegos Paralímpicos (JJ.PP.) de Tokio 2020.

La decisión de Mahathir Mohamad irritó a las autoridades israelíes. De hecho, la semana pasada el ministerio de exteriores del régimen de Tel Aviv, a través de un comunicado, condenó la prohibición a los atletas israelíes de asistir a dicha competición y pidió al Comité Paralímpico Internacional (CPI) “cambiar la sede del evento”.

El domingo, pocos días después de la reclamación de ministerio israelí al CPI, el organismo deportivo internacional despojó a Malasia de dicha competición de natación, anunciando que se celebrará en una nueva ciudad anfitriona en aproximadamente las mismas fechas.

El ministro de Juventud y Deportes de Malasia, Seyed Sadiq Abdul Rahman, afirmó el domingo que ser anfitrión de un evento deportivo no hace que su país olvide las violaciones contra los musulmanes palestinos.

“Si organizar un evento deportivo internacional es más importante que defender a nuestros hermanos y hermanas palestinos que son asesinados, mutilados y torturados por el régimen de [el primer ministro israelí, Benjamín] Netanyahu, eso significa que Malasia realmente ha perdido su brújula moral”, afirmó Seyed Sadiq en un comunicado publicado el domingo.

Subrayó, asimismo, que Malasia se mantiene firme ante su decisión, que está basada en “la humanidad y la compasión” por la difícil situación de los palestinos.

Si organizar un evento deportivo internacional es más importante que defender a nuestros hermanos y hermanas palestinos que son asesinados, mutilados y torturados por el régimen de [el primer ministro israelí, Benjamín] Netanyahu, eso significa que Malasia realmente ha perdido su brújula moral”, precisa el ministro de Juventud y Deportes de Malasia, Seyed Sadiq.

 

El régimen de Israel critica a Malasia, pero parece que se le ha olvidado que en agosto de 2015 no permitió a los jugadores de un equipo de la Franja de Gaza entrar en la ocupada Cisjordania para jugar la final de la Copa de Fútbol Palestina.

Malasia ha sido durante décadas uno de los férreos críticos de la ocupación israelí. Mahathir expresó el pasado año el apoyo de su país al Estado palestino en la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU) y condenó a Israel por ignorar las críticas de la comunidad internacional y de los grupos de derechos humanos a la ocupación de Palestina.

snz/mjs/nii/

Comentarios