• Helicópteros rusos escoltan el portaaviones ruso Admiral Kuznetsov (dcha.) y el crucero pesado Pyotr Velikiy del Ejército de Rusia en su rumbo a las aguas internacionales en el Mediterráneo, 18 de octubre de 2016.
Publicada: jueves, 12 de enero de 2017 17:51

El presidente de Rusia intenta demostrar que es el principal actor capaz de acabar con los conflictos en Libia, sostiene el diario británico Sunday Times.

En un artículo publicado el domingo, se refirió al crecimiento de las negociaciones que han realizado en los últimos meses las autoridades rusas y libias, para luego concluir que Moscú, “envalentonado por sus éxitos en Siria”, ha decidido intervenir en la crisis de Libia para poner fin a una guerra que azota el país norteafricano desde 2011.

“Vladimir Putin (presidente ruso) cree que Rusia fue engañada por una resolución de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que autorizó la intervención militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Libia para derrocar el régimen de Muamar Gadafi, quien un año antes de su caída firmó un acuerdo con Moscú para instalar una base naval en la ciudad oriental de Bengasi”, así analiza el rotativo.

Vladimir Putin (presidente ruso) cree que Rusia fue engañada por una resolución de la ONU que autorizó la intervención militar de la OTAN en Libia para derrocar el régimen de Muamar Gadafi, quien un año antes de su caída firmó un acuerdo con Moscú para instalar una base naval en la ciudad oriental de Bengasi”, según el diario británico Sunday Times.

Haciendo referencia al análisis de Jonathan Eyal, director de los estudios internacionales de Royal United Services Institute, considera los caos y conflictos armados en Libia como una oportunidad para que Putin demuestre que Moscú es un actor clave para acabar con las tensiones y luchas por el poder en el territorio libio.

 

En tal situación, el comandante en jefe del Ejército de Libia, el general de división Jalifa Hafter, visitó ayer miércoles el portaaviones ruso Admiral Kuznetsov en las aguas mediterráneas.

Él abordó, vía videoconferencia, con el ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, temas de actualidad sobre la lucha contra los grupos terroristas internacionales que operan en la región de Oriente Medio.   

El grupo naval de la Flota del Norte, conformado por el portaaviones Admiral Kuznetsov, el crucero Piotr Veliki, los destructores antisubmarinos Severomorsk y Kulakov y otros barcos auxiliares, abandonó el 15 de octubre el norte de Rusia rumbo al Mediterráneo con destino a Siria a fin de participar en las luchas antiterroristas en este país árabe.

En reiteradas ocasiones las autoridades rusas han reprobado la intervención de la OTAN en Libia. En pasado marzo, el canciller ruso, Serguei Lavrov, tachó la intervención extranjera en Libia como una acción ilegal que ha desestabilizado la región, particularmente, los países vecinos, donde grupos extremistas operan activamente.

msm/ktg/ftn/nal

Comentarios