• Cientos de japoneses protestan y piden dimisión de Abe
Publicada: miércoles, 14 de marzo de 2018 2:26
Actualizada: miércoles, 14 de marzo de 2018 2:56

Cientos de japoneses volvieron el martes a tomar las calles de Tokio, la capital, por segundo día consecutivo para pedir la dimisión del primer ministro, Shinzo Abe, y del titular de Finanzas, Taro Aso, por un escándalo de favores.

La concentración, convocada por diferentes plataformas, llenó las calles próximas a la residencia oficial de Abe, que estaba rodeada de un amplio despliegue policial después de que la víspera, o sea, el lunes, más de mil personas se manifestaran en el lugar.

Los indignados corearon consignas como “Abe debe dimitir” o “Queremos saber la verdad”, y expresaron su descontento por un escándalo que está causando una indignación creciente en la sociedad japonesa, después de que el Ministerio de Finanzas admitiera haber manipulado documentos para tratar de ocultarlo.

El origen del escándalo es Moritomo Gakuen, una polémica institución educativa que promovía ideas ultranacionalistas y que en 2016 adquirió un terreno de propiedad estatal en la ciudad de Osaka (oeste) por un precio aproximadamente diez veces más barato que su valor en el mercado, y que tiene vínculos con el premier y su esposa Akie.

De acuerdo con una investigación llevada a cabo por el Ministerio, más de una decena de documentos relacionados con la venta fueron reescritos desde Finanzas tras destaparse el caso en febrero de 2017 y presentados en el Parlamento como prueba para desvincular a la Administración de la trama, una manipulación que ha levantado muchas sospechas.

En declaraciones a los medios tras una reunión del Gabinete, el titular de Finanzas japonés, Aso, ha anunciado este martes su intención de seguir liderando la investigación y de no dimitir.

 

Los grupos opositores reclaman la renuncia de Aso y subrayan que Abe es el responsable último del escándalo. De hecho, han convocado protestas al menos hasta el final de esta semana para pedir la dimisión del primer ministro del país.

Debido al escándalo de corrupción por el “caso Kake”, la  popularidad de Abe ha descendido a su nivel más bajo desde que tomó el cargo, según el último sondeo de opinión difundido el pasado julio por la agencia de noticias Jiji.

La popularidad del premier cayó unos 15 puntos desde junio, cuando se reveló el supuesto trato preferencial que le dio el Ejecutivo a la Universidad Kake para establecer una nueva escuela de veterinaria gracias a la buena relación entre su director y el primer ministro.

alg/hnb/nii/

Comentarios