• El ministro portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga.
Publicada: lunes, 8 de febrero de 2016 16:37

Japón apoya la iniciativa de Washington y Seúl para instalar el sistema antimisiles estadounidense THAAD en el territorio surcoreano, tras el lanzamiento de un cohete de largo alcance por Corea del Norte.

El ministro portavoz del Gobierno nipón, Yoshihide Suga, ha dicho este lunes en una rueda de prensa que Tokio considera "apropiadas" las negociaciones en las que se han embarcado las autoridades de EE.UU. y Corea del Sur.

El lanzamiento ha incrementado la necesidad de acelerar las conversaciones en el Consejo de Seguridad y adoptar una resolución contundente contra Corea del Norte", ha declarado el canciller japonés, Fumio Kishida.

En este sentido, Suga ha dicho que la firma de un pacto entre Tokyo y Seúl en materia de intercambio de datos de Inteligencia es "vital" y servirá para vigilar más de cerca los movimientos del Pyongyang, cuyo proyectil lanzado recientemente sobrevoló el territorio japonés.

Hasta la fecha, Seúl no se había pronunciado sobre su intención de abordar el costoso y polémico proyecto para el despliegue de THAAD, ya que Pekín se opone firmemente a la medida, dado que incluye la instalación de unos radares de gran capacidad, que potencialmente podrían captar información militar confidencial en el territorio oriental chino; razón por la que el 7 de febrero la Cancillería de China criticó tales decisiones entre EE.UU., y Corea del Sur.

El sistema estadounidense antimisiles THAAD.

 

Estas medidas adoptadas entre Washington y Seúl vienen a raíz de los recientes acontecimientos producidos por Corea del Norte, que anunció recientemente el lanzamiento de un misil de largo alcance, pese a las advertencias de la parte de la comunidad internacional que considera tales hechos como un ensayo armamentístico encubierto y una violación de las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), organismo que no ha tardado en condenar el lanzamiento.

En esta misma jornada de lunes, el canciller japonés, Fumio Kishida ha declarado que: "El lanzamiento ha incrementado la necesidad de acelerar las conversaciones en el Consejo de Seguridad y adoptar una resolución contundente contra Corea del Norte".

Por su parte, el representante nipón ante la ONU, Yoshikawa Motohide ha pedido al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) imponer drásticas sanciones a Pyongyang por este lanzamiento tan polémico.

krd/ctl/nal