• Otros dos barcos con migrantes ponen a prueba al Gobierno italiano
Publicada: sábado, 6 de julio de 2019 17:16

La llegada a las costas de Lampedusa de otros dos barcos con migrantes puede abrir un nuevo conflicto entre las oenegés que salvan vidas en el mar Mediterráneo.

Llegan nuevos barcos con inmigrantes a costas italianas, cuando aún no se ha apagado la polémica creada por el ministro del Interior, Matteo Salvini, por la detención de la capitana del buque de rescate “Sea Watch 3”. Para la alemana Carola Rackete, Salvini es un “racista peligroso” por sus políticas de “puertos cerrados”. La semana pasada, Rackete estuvo tres días detenida tras forzar el desembarco de unos 40 migrantes.

El barco alemán “Alan Kurdi” emprendió este sábado rumbo a Lampedusa con 65 migrantes rescatados frente a las costas de Libia. La oenegé See Eye, a la que pertenece la nave, a través de Twitter, denunció las políticas de Salvini.

Por si fuera poco, hay otro barco, el velero “Alex”, de la oenegé italiana Mediterránea, que salvó el jueves a unos 50 migrantes. Esta oenegés acogió la idea de desembarcar a los migrantes en Malta, pero advirtió que su navío no está en condiciones de recorrer unas 100 millas náuticas.

El control de la inmigración es una de las principales políticas de Salvini. Desde hace un año, ha comenzado a cerrar los puertos a las embarcaciones de oenegés que se dedican a rescatar migrantes y exige que estos sean acogidos por otros países europeos o devueltos a África.

smd/hnb

Comentarios